viernes, 26 de octubre de 2007

Estilos


Bueno, la cosa sigue de natación. Podría hablaros también de la primera sesión de rodillo de la temporada del pasado miércoles en compañía de Sergio estrenando el salón, aún no acostumbrado a estas costumbres ajenas a lo “normal”. También podría contaros lo divertidas que son las sesiones de carrera a pie con la gente del club, con tanto ejercicio de técnica, circuitos de fuerza y demás maniobras más cercanas a la hípica que al atletismo. Algunas de estas sesiones están además aderezadas con supuestos trotes a ritmos “ligeramente” superiores a lo que acostumbro para calentar o enfriar que dejan las piernecitas bien tocadas.

Podría hablaros de todo eso, pero seguiré con la natación que, en esta época, es lo que toca. Ahora es cuando se hace el mayor trabajo de técnica y de volumen, de cuya renta viviremos en temporada de competición, afinándola con trabajo específico de series cortitas y muy duras, pero utilizando menos tiempo en remojo.

Algo novedoso este año es el trabajo de estilos. Nosotros no hemos aprendido nunca a nadar a nada que no sea crol o estilo libre (aunque creo que este año también lo aprenderán en el Aguaverde). Es más, bastante hemos tenido con aprender a nadar a crol como para utilizar parte de ese esfuerzo en aprender estilos que nunca usaremos en triatlón. Lo poco que sabemos es porque tratamos de imitar lo que hacen otros nadadores, sin utilizar ninguna noción teórica, sólo con nuestra capacidad de observación.

Pero ¿a los triatletas les conviene/compensa nadar a estilos?. Pues, por lo poco que sé de esto, parece que sí. ¿Y por qué?. Yo creo que lo principal es que cualquier elemento o trabajo que nos ayude a jugar con el agua, a encontrarnos cómodos en ese medio hostil, a coger nuevas sensaciones, a buscar nuevas maneras de fundirnos con el medio, es bueno ya de por sí. Hay muchos gestos técnicos de otros estilos que son aplicables y transferibles al crol... el rolido de espalda es uno de ellos, por poner un ejemplo. Además, al aplicar la fuerza de manera diferente, se trabajan fibras musculares distintas a las que se trabajan con el estilo libre, lo que hace que nuestros músculos estén más equilibrados. Y, por último, nos ayuda a no sobrecargar siempre la zona pectoral, que al final terminamos con los hombros “metidos hacia dentro” si no compensamos eso de alguna manera.

Todo esto os lo comento desde el poco conocimiento que tengo del tema, que tampoco quiero sentar cátedra ahora, que para eso están los entrenadores. Simplemente quería comentaros que existen esos beneficios (y seguro que muchos más), por si alguno tenía cerrada esa puerta pensando que “no sirven para nada”. Bueno, eso y que le estoy cogiendo el gustillo a la espalda… a ver si con la braza y la mariposa me pasa igual ;-).

10 comentarios:

TriKer dijo...

Bueno, mi opinión personal no basada en nada cientifica, y que para variar.. puede estar totalmente alejada de la realidad:

En estos momentos, hacer tecnica de otros estilos tiene 2+1 ventajas:
- La primera la de sumar metros, siempre importante, ya habrá tiempo de hacer volumen de crol... fortaleciendo grupos musculares distintos, principios de movimiento distintos...

- La segunda es buscar las transferencias, la espalda y su rolido, la mariposa y su tracción, la braza.. la braza mola y basta :P. Muchas veces es eso, aprender a desplazar agua.

- Quizás la menos importante está en que en caso de lesión imprevista puedes tener que ponerte a nadar a brazas bien, o quizás en un momento determinado podrías intentar conseguir unos metros extra con unas brazadas de mariposa...


... y en realidad, nos da un poco de variación en los entrenos, que ya se volveran monotonos...

Lo que me ha molado es eso del silbato y cambios de dirección que contó Sergio...a ver si Quini nos lo hace hacer a nosotros.. aunque espero que no un martes ¬¬

Talin dijo...

El agua no es nuestro medio natural, por lo que hasta una partida a cartas dentro del agua sin hacer nada de ejercicio serviría para adaptarnos cada vez más y más a ese medio. Nos lo espetó en su día un entrenador, para hacernos ver que es importante pasar horas y horas en el aguatis.

Saludos

MIGUEL A. ROLDAN MARIN dijo...

Estoy con ambos, yo suelo meter en mis entrenos siempre, otros estilos, además de servirte de transferencia, y sumar, normalmente te ayudan a salir del aburrimiento y sobretodo a no cargar o compensar gestos, eso a nivel muscular se nota mucho, tocas musculos en el agua que antes no lo hacias.
Ya verás como te acostumbras facil y te ayudará a ser aún mejor de lo que eres, animo crack. te lo dice un humilde trainer de swim
http://mikelangel-finisher.blogspot.com

robert mayoral dijo...

Esa pregunta se la hice a mi entrenador de natación, y la respuesta fue que quien sabe nadar en cualquier estilo sabe nadar bien y el que no no, nadar los otros estilos potencia también el nado de crol, mueves otros grupos musculares que a la vez te ayudaran en el crol, fomentas una mayor adaptación al agua, etc. etc...
así que ya sabes, yo la verdad noto cierta mejoría, sobretodo cuando aprendas a combinar estilos, mariposa con patada de braza, braza con mariposa, espalda con patada de mariposa....
pero de momento cuando empiezas...a que jode la mariposa?
cuidate guapa!

Angel dijo...

Joe, parece que este año os vais a meter caña nadando, bueno, mas que meteros caña, vais a perfeccionar vuestro estilo.
La verdad que cuando cambias de estilo se te hacen mas amenas las sesiones pero claro, si no sabes nadar a otro estilo al principio te agobiarás.
Este año sales de las primeras!!!
un saludito!!

Ishtar dijo...

Exacto, TriKer... y seguro que tiene muchos más beneficios, como temas de equilibrio, coordinación, etc. Otro ejercicio muy chulo que leí por ahí similar al del silbato es hacer series de 25m fuertecillo(por ejemplo 2x6x25) pero, en vez de hacer 1 largo, nadas hasta la mitad, haces un volteo sin pared, y vuelves al sitio. Duro, duro :-).

Talín, eso es lo que pienso yo. Si no, ¿por qué un renacuajo de 12 años canijo y enclenque puede pegar unas cuantas pasadas en el agua a tiarrones fuertes y musculosos? ;-)

Miguel, muchas gracias por dejar tu opinión que, siendo entrenador natatorio, tiene muchíiiisimo más valor que la mía :-).

Robert, la mariposa... uffff, como nadie me ha enseñado, no sé si la haré muy bien, pero el caso es que a los 25 m estoy fundida!!.

Angel, eso también es verdad, sobretodo a la hora de calentar, que no es lo mismo hacer 800m de calentamiento a crol (qué rolloooo) que mezclando estilos :-).

Besicos y gracias por vuestros comentarios!

Lolo dijo...

Mariposa??? Mamá, miedo!!!
Con braza y espalda me atrevo, pero lo de mariposa me da un respeto que.... uffff
Anécdota de abuelo cebolleta: En mi segundo tri en la CdC, (en el primero salí del agua en 15') me hice daño en el hombro y no podía hacer el gesto de crol, asi que nadé a braza y salí en 16' (Que malo soy nadando a crol!! :P )

Joaquin dijo...

hola suelo leer tu blog y soy un blogero principiante y por culpa de los compañeros de entreno tambien soy un "nadador" principiante y malo,jeje. Que dificil es nadar, hago duatlones pero para el año que viene quiero empezar con el tri, y estoy viendo que me va ha costar un poco el tema del agua, pedidiria un consejo basico pero no quiero atiborrarme de tantos informacion sin poder procesarla, bastante tengo con a veces no ahogarme...esperemos mejorar poco a poco, un saludo.

Ramón Doval dijo...

Pues nada: 3 * 1.500 mariposa y ya verás cómo vas cogiendo tonillo muscular para la temporada.

Ishtar dijo...

Lolo, en mi primer CdC salí en 16' y pico, así que no hablemos de malos... ;-))). A mi la braza me cuesta bastante, la verdad... la patada de braza hace que peligren bastante mis femorales y lumbares... ¿será que lo hago mal? :-((

Joaquín, pregunta complicada... uhmmm, a alguien que está empezando, le diría, como puntos básico: NO TE PEGUES CON EL AGUA. Busca la suavidad, no la brusquedad, quizá ese sea el más importante. Importante también el equilibrio... busca la horizontalidad (utiliza ejercicios de patada, pull-buoy, lo que sea, pero hay que buscar la horizontalidad). Luego, metiéndonos en más detalles, quizá te diría que hay que buscar simetrías, rolido y respiración. Eso es lo básico. Una vez controles eso, agarrar agua es fundamental... apoyo, tracción con codo en ángulo de 90º por la linea media del cuerpo sin cruzarlo y tirón final, pero eso para más adelante. Al principio, y habiendo visto como nadábamos los que no teníamos ni idea, suavidad es la clave, que parece que estamos peleando en vez de nadando ;-). Ah y, si puedes, lo mejor que podrías hacer es buscar un entrenador, aunque te viera 1h a la semana, pero que corrija tus fallos y te guíe. El resto, metros y tiempo :-). ¡¡Suerte y ánimo!!

Ramón, hago eso y me tienen que sacar con grúa de la pisci :-P. Por cierto, lo de three-edges es demasiado avanzado para mí... siempre he dicho three-stones ;-))

Besicos a todos!