miércoles, 31 de octubre de 2007

¿Hablamos de entrenamientos?

Bueno, aunque tengo otras ideas filosóficotriatléticas guardadas en la recámara para posteriores entradas del blog, creo que ya es hora de que os cuente cómo va yendo este inicio de temporada, que también hay que hablar de esas cosas para que me acollejeéis si hace falta ;-).

El pasado fin de semana incluyó la primera sesión ciclista con la gente del Ecosport. Es un lujo no tener que madrugar, salir desde casa ya montado en bici y encontrarte con el grupito sobre la marcha. Aunque esto es algo a tener en cuenta, no podremos evitar hacer escapadas a otras zonas de vez en cuando, que pedalear siempre con el mismo paisaje puede llegar a quemar. No puedo deciros gran cosa de esa jornada… estaba pachuchilla con el estómago (he estado mala unos cuantos días, pero ya parece que voy mejor) y me costó muchísimo aguantar en cuanto subía un poco el ritmo… no por piernas, sino por el malestar. Es curioso, pero de nuevo podemos comprobar la extensión de una de las costumbres ciclistas más pintorescas: ir muy suave en el llano y apretar en cuanto la cosa se empina un poco ;-).

El sábado tocó perseguir a Sergio por el caminito de la Tapia de Viñuelas que ese día descubría (a pesar de haber vivido allí tanto tiempo). Es un recorrido muy bonito, pero bastante duro, con continuos toboganes y cuestas importantes, pero os lo recomiendo sin duda, que merece la pena. Después, sesión de 45’ rodillo para enfriar ;-).



Hasta hoy, todo ello aderezado con sesiones de carrera a pie con su correspondiente técnica de carrera y otras tantas de técnica variada en piscina. Es lo que toca ahora y, la verdad, me gusta. Hacer esos ejercicios solo es un aburrimiento, pero en grupo me resulta bastante entretenido.

Esta temporada, de nuevo, apuntaré todos los entrenamientos y os aburriré mensualmente con las tablitas y los gráficos, así que estáis prevenidos ;-).

Bueno, acabo de ver los entrenamientos del viernes 2 al jueves 8 y ya están separados por objetivos. Bueno, por objetivos y, además, el grupo específico de féminas. Uhmmmm, menos tiempo de carrera (aunque puede que a ritmo más alto, aunque eso es difícil de determinar), menos kms en bici (¿¿90kms a estas alturas los de corta???, uffffff),… no sé si Ángel me lee (si es que sí, tápate los ojos ;-)) pero, si el entrenamiento de chicas consiste en entrenar menos, me apunto al de chicos… ¡¡sólo faltaba que Sergio entrenara más que yo!!!, no no, de eso nada!!! ;-)).




9 comentarios:

Lolo dijo...

jajajaja, esta gente no te conoce!! poner a la gurúa menos entrenamiento que a los chicos!! ay ay ay, que están jugando con fuego.
Vaya caña que os estais metiendo ya, nosotros todavía seguimos en pretemporada y con ritmos y volúmenes muy suaves.
Ahora me voy a la pisci, pasad un buen puente!!

robert mayoral dijo...

no veas si has empezado fuerte la pretemporada......una de dos, o sigues acomulando forma a partir del año pasado, o sea que no has descansado, o estás hecha un maquinón y te espera una gran temporada, cosa que no dudo!!
ala, a disfrutar!

Triluarca dijo...

Los de LD a estas alturas estamos haciendo 70 kms a la semana.

Ruth dijo...

Hola Ishtar, cuidadin que queda mucha temporada...
Por otra parte, me alegro que estés disfrutando de los entrenamientos en grupo. La verdad es que, se agradecen.

Respecto a eso de que las chicas tienen que entrenar menos que los chicos... ¿¿¿???? no estoy en absoluto de acuerdo. Y no lo digo desde un punto de vista feminista, reivindicando mi posicion personal. Sino desde una base fisiologica. Las mujeres, dado que por norma general, tenemos muchas capacidades fisicas con valores inferiores a los hombres, hemos de entrenar más.
Esto se ve claro en el mundo de la natacion a alto rendimiento. Las chicas entrenan mucho mas volumen, y sus periodos de descarga son menores que los de los chicos. Aunque a nivel tecnico sea igual en ambos sexos, está claro que las mujeres tenemos menos fuerza.
Otro tema es el de las intensidades, habrá que tener en cuenta todo en terminos relativos. Yo aqui sólo me refiero al volumen.
Un claro ejemplo, es por ejemplo, un hombre puede acabar un IM, por ejemplo en 9h y una chica de su mismo nivel en 11h.Creo que, evidentemente, la chica deberá preparar su IM echando más horas, pues su prueba va a durar más.
De todas formas, todo esto hay que aplicarlo siempre a casos personales. En el entrenamiento no existen "recetas".

Ishtar dijo...

Jeje, Lolo, cómo me conoces ;-)).

Robert, la verdad es qu eeste año hemos descansado como hay que descansar... ¡¡3 semanas sin hacer casi nada!!. Y, la verdad, se nota... ya estoy corriendo como un mastodonte y los mofletillos de la cara están para fuera en vez de para dentro :-(... cosas de la pretemporada ;-).

Jaime, lo sé. Y yo soy más de esa teoría, ya sabes ;-). Pero también es verdad que, si estoy con un entrenador, tengo que confiar en él y ser obediente.... bueno, algo recortaré ;-), pero trataré de seguir la línea. La pregunta es: ¿aguantaré hasta septiembre?. Sólo hay una forma de comprobarlo...

Ruth, esa es una duda que siempre he tenido. ¿Entrenamiento por tiempo o por distancia?. 50' de carrera al 70% son lo mismo para un chico y para una chia, pero el chico (por lo general), recorre más distancia con ese entreno y, las competiciones, están diseñadas por distancia, no por tiempo... ALgún día pondré una entrada de esto y debatimos un poco ;-). Eso sí, yo, lo que me niego, es a entrenar menos que un chico por motivos de "debilidad". Podría entender que hiciéramos las series más cortas y más rápidas, por aquello de que la velocidad está más limitada por nuestra composición hormonal, pero entrenar menos volúmen, ¿qué sentido tiene?.

Estas filosofías triatléticas, en próximos capítulos... ;-).

Besicos!

Ruth dijo...

precisamente, es al reves, hay que entrenar MÁS que un chico, por "debilidad"

Angel dijo...

como se nota que ahora tienes más tiempo para escribir, me alegro mucho!!

Anónimo dijo...

Me encanta este blog y que Ruth participe...soy un fisgon de blogs

Felipe Gutierrez

Ishtar dijo...

Ruth, cierto, cierto... yo me refería a debilidad en el sentido de no ser capaces de aguantar los entrenamientos. Por lo tanto, no creo que seamos más débiles, sino más lentas. El género debilucho ya sabemos cuál es... y no somos las mujeres jeje ;-))

Ángel, de momento sí parece que tengo más tiempo... a ver cuando el curro se me empiece a venir encima... ;-)

Felipe, jajaja, todos somos unos fisgones de blogs jeje ;-)).

Besicos a todos!