jueves, 2 de julio de 2009

Mesociclos forzosos

La verdad es que este año entre unas cosas y otras la planificación de mi temporada está hecha a base de mesociclos forzosos: primero la mononucleosis dichosa y ahora el golpetazo, aunque lo de este último lógicamente es mucho menos preocupante. Tan solo me ha tenido 3 días parada, que ayer ya pude hacer 1 hora de rodillito suave, con el único inconveniente de que tengo que hacerlo incorporada, sin agarrarme al manillar, porque me tira mucho la herida de la espalda, pero bueno, mal que bien, así me voy apañando. El sábado o el domingo, si el médico hoy me da su OK, intentaré trotar un rato, a ver si la cresta ilíaca dichosa no me molesta mucho. Eso sí, de momento, y hasta que la piel de la quemadura de la espalda no crezca un poquito más, nada de agua (con lo que me apetece nadar, jo :-( ). Espero no perder mucho, que cada vez que voy cogiendo sensaciones buenas, tengo que parar por una cosa o por otra, y ya sabemos lo que pasa si dejas de nadar demasiados días…


Voy a pedirle a mis compis unas clasecillas de meterse en el agua...



Pero bueno, supuestamente esta semana es de descarga, así que tampoco me está preocupando excesivamente el parón en sí mismo, aunque el tema de las sensaciones en el agua sí que me pesa y, si pienso en el siguiente objetivo que es Pálmaces y que en las dos últimas semanas he andado escasísima de bici por las competiciones (Copa y Liga), el verme muy corta de bici y saber que eso me va a llevar a penar en Pálmaces irremediablemente tampoco es que me tenga muy relajada…


Pero el caso es que el tema del parón del bicho me ha hecho pensar bastante. Últimamente me estaba encontrando bastante bien, quizá no siempre entrenando (cosa que yo considero totalmente normal por lo que yo siempre digo de que “si estás entrenando bien, no puedes ir bien entrenando”, por aquello de la acumulación de cargas y demás), pero en las competiciones me estoy sintiendo muy fuerte, al menos en las últimas. Tanto es así que me estaba planteando si no sería bueno parar 2 semanas en enero de manera nominal, no solo forzosa. Claro, con el bicho paré 3 semanas totalmente y luego estuve al menos un mes “pseudoentrenando” a ritmo suavísimo y muy pocas horas y parando cada dos días con la dichosa fiebre, así que eso ya es demasiado, pero un par de semanitas o 10 días de descanso total, lo justo para no empezar a desentrenarte… ¿no pensáis que igual no viene mal?.

Claro, hablo para una temporada en la que tenemos que llegar fuertes a septiembre, no si tienes el principal objetivo en mayo. Normalmente las temporadas se me hacen muy largas, entrenando desde octubre, con algún duatlón ya en marzo y compitiendo a tope desde mayo. Este año, la verdad, cuando llegó el primer triatlón en Fuente Álamo, mi pensamiento fue “¿ya?”, así que a estas alturas, si bien no puedo decir que no esté cansada, porque también es mucho tute, sí que me noto menos “hastiada”, y eso es muy importante cuando aún queda trabajo duro que hacer (aunque las vacaciones de por medio también ayudarán seguro).

Aún queda por saber qué tal estaré en septiembre y qué tal saldrá el Campeonato de España, pero todo indicaba que no iba a ir mal. Pero claro, nunca se puede saber si en otras circunstancias hubiera ido mejor (que en mi caso concreto seguro que es así, porque insisto en que mi parón fue demasiado largo y con demasiados efectos secundarios que se extendieron demasiado tiempo, pero con 10 diítas de parón voluntario para recuperar cuerpo y mente de cara al ciclo pre-competición ¿qué habría pasado?). ¿Alguien ha probado esto alguna vez?, ¿qué pensáis?, ¿creéis que el año que viene seré capaz de pararme 10 días a finales de enero “porque sí”, sin que nada me obligue a hacerlo, para comprobar si realmente viene bien? ;-).

Bueno, y como broche final, os dejo unas fotitos de la Liga que hizo MAE con esa buena mano que tiene y que son tremendamente expresivas… ¡¡auch!!!.


13 comentarios:

Furacán dijo...

Pues no sé, supongo que cada organismo es un mundo pero puede que si venga bien a quien quiera estar fino en Septiembre, en todo caso dudo que alguien pueda estar bien desde Marzo hasta Octubre, es demasiado tiempo.
Sobre las fotos, uff lo dicen todo, vaya si debía doler porque no creo que en esos momentos estuvieras haciendo una imitación de Chiquito no? :-D
Bueno, espero que pronto puedas entrenar al 100%. Ánimo y seguro que no estás tan corta de bici como crees.

inma dijo...

Hay que escuchar al cuerpo eso es importante y somos distintos y lo malo es que lo de parar no lo llevabamos nada bien. Yo por lo menos y eso luego me pasa factura.
Si te ha ido bien HAZLO yo el AÑO PASADO HASTA MARZO NO EMPECE A ENTRENAR y NO ME FUE MAL. Pero al igual que a ti FUE PARON OBLIGADO.

No te agobies por los KM ACUMULADOS DE BICI, a mi me pasa IGUAL A PALMACES A DISFRUTAR SIN PRESION DE PUNTOS, DE PUESTOS,, A DISFRUTAR DE NUESTRO TRI PARA NOSOTRAS NO CREES??

Pablo Cabeza dijo...

Vaya, parece que te has hecho pupita... sobre todo piensa que estos inconvendientes son el pan nuestro de cada día y que eres jovenzuela , con toda una vida triatlética, y además para rendir, por delante.

Suerte para recuperarte rápido y para los entrenos.

Ruth dijo...

pues es cierto que una temporada que se extiende hasta septiembre -octubre no puede empezar en noviembre al 100%.
Yo siempre lo pienso cunado veo a gente a tope en los dus o incluso en mayo, y quemados en el Cpto De España.
A veces se para por una causa que obligue (lesion, enfermedad) y no viene mal. O quiza lo que tambien hay que hacer es empezar la temporada mucho mas suave y no estar corriendo 10k´s y duatlones a tope en el invierno... que somos TRIATLETAS!
Despues de este chorreo, recuperate, pero no mucho, que te tengo que ganar en Palmaces ;)

Nacho Cembellín dijo...

Vaya!!!, te caiste???... no sabía nada.

Pues nada, paciencia y a recuperarse.

Marta Jimenez dijo...

Esther, el resultado en el rendimiento no es lo que hayas entrenado en los últimos meses sino el cúmulo de los últimos años. Este ya es tu quinta o sexta temporada...con el cúmulo que llevas, puedes permitirte el lujo de estar lesionada una temporada y volver a recuperar pronto el estado de forma. El problema es cuando acumulamos años de no entrenar o entrenar poco...jijij ;-)
Yo mi mejor temporada fue una (en la que llevaba a cinco años entrenando), y tuve cambios de entrenadores, fin de bachillerato, selectividad, un pico de forma importante en junio, en julio descansé una semana y me fui de vacaciones, y en ese septiembre no sólo estaba la vez que más fuerte, sino que aún me quedaban muchas energías.
Conclusión, es bueno y recomendable descansar una semana o diez días de parón total (nadar por la playa vale) en la temporada siempre y cuando se haya entrenado bien antes y después y se haya acumulado un buen estado de forma que va en progresión temporada tras temporada (cómo es tu caso). La otra pregunta que tienes que hacerte es cuándo metes esa semana...sí en enero o en junio-julio tras el primer pico de temporada y de cara a preparar el campeonato de España en septiembre (eso significa entrenar duro en agosto claro, que si nos vamos de vacaciones y entrenamos poco, lo justito para mantener, entonces esa semana de descanso no ha servido de nada).

Jesús dijo...

Buff! Mis condiciones son mas para preguntar que para contestar, y soy muy dado a meter semanas en blanco, así que no te digo nada.
Aunque creo que sí que deberías ;)

Las fotos son muy buenas, y lo dicen todo. A ti se te ve fastidiada y dolorida, pero la bici luce estupenda.

Dejar ya de asustarme con la bici de Pálmaces. Seguro que me las arreglo para pasármelo bien por duro que sea.

Ishtar dijo...

Furi, está claro que de marzo a septiembre es imposible aguantar, por eso sé que, de las que normalmente rondan mis tiempos, las que están fuertes en los duatlones no me supondrán mucho problema en el Cpto de España de tri ;-)). La verdad es que esto es matemático y suele cumplirse, pero aún así la gente sigue cayendo en el mismo error una y otra vez.

Inma, es verdad que tú el año pasado al final te saliste, así que eso también es un dato a tener en cuenta para la teoría de descanso en invierno. En Pálmaces lo malo es que no te puedes despistar, porque si no puedes pasarlo muy mal...

P, nada, chapa y pintura. Seguro que este fin de semana ya puedo trotar algo, aunque sea despacito y, con un poco de suerte, si regenero bien la piel de las quemaduras, a mediados de la semana que viene igual ya puedo nadar algo :-).

Ruth, yo eso de las carreras populares y los duatlones lo tengo clarísimo desde el primer día. Pero esta vez no me refiero a eso, sino a descansar, totalmente (no a entrenar suave y a formar la base, que eso lo doy por sentado), eso que tanto nos cuesta a los triatletas y que a lo mejor nos vendría mejor de lo que pensamos (pero ya sabes que yo soy la primera que no lo hago a no ser que sea estrictamente necesario, claro jeje).

Nacho, no, no, no me caí, ¡me tiraron!! :-P.

Marta, pues fíjate, aunque sea mi 5ª temporada, aún tengo la sensación de estar demasiado "tierna" aún... puede que porque vengo de la "nada atlética" más absoluta :-P. Como dices, por suerte aún nos quedan las vacaciones de por medio, que es cuando más caña metemos (eso de vacaciones de playita, sol y tumbona no va mucho con nosotros, y las vacaciones turísticas las dejamos para el periodo de descanso entre temporadas, después del Cpto de España, ya sabes jeje), así que seguro que para septiembre recupero de sobra (aunque en Pálmaces voy a penarrrrr). Pero puestos a elegir yo diría que lo de 1 semana-10 días de descanso total me encaja mejor a finales de enero que ahora, la verdad...

Jesús, pues muchas semanas en blanco ya sabes que te impiden mejorar, porque lo que ganas cuando entrenas lo pierdes cuando no lo haces (en 1 día no, pero en varias semanas...). Para mantener te da de sobra, pero no para mejorar. Recuerdo una charla de Íñigo Mújica (entrenador de los Llanos y Murúa) sobre el desentrenamiento donde nos explicó muy bien estas cosas. Y la bici de Pálmaces no es ningún problema, ya verás... lo malo de esa bici es que lo normal es "fliparse" demasiado, y encima con la chicharrera que hace, así que el peligro es bajarse a correr zombie perdido, y ahi es donde se pasa mal, así que cuidadín... ;-))

BEsicos a todos!

Macario dijo...

Yo no sé si será bueno o malo, pero yo lo estoy haciendo ya mismo.

Físicamente pierdo bastante, pero al cabezón (al mío al menos) le viene bien.

Emilio dijo...

La verdad es que empezar a entrenar en Octubre mas o menos, intentar empezar a tener chispazo en febrero o marzo, querer estar fuertisim@ en mayo junio y salirse en septiembre es algo complicado bajo mi punto de vista, claro que luego vienen las descargas, supercompensaciones y todo eso.De todas formas no creo que podamos parar mucho tiempo no? jejej. Espero q el golpe vaya a mucho mejor, seguro q pasa rapido. animo¡¡¡

nando75 dijo...

El cuerpo es muy sabio y hay que saber escucharle.

C2C

Nutria dijo...

A ver, para empezar, voy con retraso de lectura y acabo de leer tu crónica de la Liga, que me ha emocionado mogollón. Porque tú para mi eres una referencia no ya pòr tu calidad o tus resultados, que lo justificarían, sino por esos tus ovarios, con perdón, por ese empuje que tienes y por saber sacar siempre lo mejor de ti misma en las peores circunstancias. Así que te mereces que tu llanto se transformara en alegría sobre ese podio.

Y creo que parar unos días en enero sí podría dar buenos resultados a medio plazo; pero yo sólo soy una veterana con un sistema músculo-esquelético de pichiglás.

Ishtar dijo...

Maca, pero es diferente, porque mi objetivo principal está en septiembre, así que no me puedo permitir perder mucho de físico :-((

Emilio, suerte que existen los entrenadores que se encargan de todo esto de los ciclos, que anda que no es complicado :-))

Nando, como escuche a mi cuerpo me iba a pasar todas las tardes tumbada en el sofá jeje

Nutria, gracias guapa!!. Hoy es el gran día, ¿no?, seguro que va a ir genial y te van a dejar niquelá!.

Besicos a todos!