miércoles, 5 de diciembre de 2007

Artículo natación

Sergio, que está en todo, me ha pasado esta mañana un artículo de natación que aparece en thetriathlonbook.blogspot.com de la mano de Paulo Sousa, entrenador internacional de triatlón.

Me ha parecido interesante, así que lo he traducido (estilo libre) y os lo copio, para que os entretengáis (dedicado con cariño y sin retintín a Kike ;-)):

Cuando hablamos de entrenamientos de natación, parece que hay tantos enfoques como entrenadores de natación. Unos te dirán que necesitas ser capaz de nadar todos los estilos, otros que solo es necesario el crol. Unos te dirán que solo hagas técnica o drills, otros que te limites a nadar. Unos dirán que no des patada, otros que la patada tiene gran importancia. Y está también el nado con cuadrante frontal… la natación kayak… codo alto… brazo recto… relajado… Demasiados consejos contradictorios que te volverán loco.

La primera cuestión en temas de natación gira en torno a la técnica. Algunos os dirán que la natación es “90% técnica”. Cuando preguntas acerca de qué se considera una buena técnica, normalmente te mostrarán un vídeo de Popov o Thorpe y te dirán que eso es un ejemplo de buena técnica. El principal problema con esta manera de enfocarlo es que la mayoría de los triatletas están a años luz de Popov o Thorpe, por no mencionar un detalle fundamental: la natación del triatlón no se practica en una piscina, sino que hay que nadar en aguas abiertas.

Por lo tanto, para buscar pistas acerca de lo que tenemos que buscar para la natación en triatlón, vamos a echar un vistazo a la clase de atletas especializados en la disciplina más cercana al sector de la natación en triatlón: los nadadores de aguas abiertas. Si estáis acostumbrados a observar la natación de los triatlones, la primera vez que observas a los nadadores puros de aguas abiertas te darás cuenta de un par de cosas. La primera es lo malo que parece su estilo. Esa gente no parece Popov o Thorpe. Parece que dan unas brazadas horribles, miran hacia delante más de lo que necesitan, etc. La segunda cosa que advertiremos es lo rápido que nadan comparado con los triatletas. Cuando están bordeando una boya, parece que están yendo el doble de rápido que cuando Faris AL-Sultan bordea la barca liderando la natación en Kona. Si les ves tomar la salida, sabrás que dejarían tirado al primer grupo en competiciones ITU. Entonces, si los mejores atletas en esa disciplina nadan de esa manera, ¿por qué querríamos los triatletas nadar como Thorpe o Popov?. Claramente su “mal” estilo de natación no les impide ser rápidos.

Cuando comencé a entrenar triatletas en la piscina, comencé con el habitual periodo de técnica. El libro Total Immersion fue mi biblia. Teníamos días en los que solo hacíamos técnica. Las sesiones no superaban los 2400m porque sentía que mis nadadores empezarían a perder estilo. Mis nadadores se volvieron extremadamente competentes en dar patada lateral, nadar con un brazo, contar brazadas. Como hacía tests periódicamente, ver lo lenta que era su mejora se convirtió en una frustración para mí. Entonces tal vez esa no era la solución. A lo mejor la solución era nadar más. Así que, poco a poco, temporada a temporada, iba incrementando el kilometraje. Y adivinad, ¡comenzaron a mejorar con rapidez!. Resultó que tratando la natación como cualquier otro deporte aeróbico y planificando el entrenamiento adecuadamente obtenía mejores resultados que enfocándome en la técnica.


La natación es una habilidad difícil de adquirir, especialmente para aquellos que han comenzado tarde. Es una habilidad que es necesario practicar. Mucho. El problema con los drills es que cada drill es una habilidad diferente que aprender. De este modo, si introduces diferentes drills en tu rutina de entrenamiento tendrás que aprender muchas habilidades diferentes, no sólo una. Por supuesto se puede discutir que los drills tienen una transferencia positiva a la brazada normal. Pero aquellos que han usado drills durante mucho tiempo sabe que esa transferencia al nado normal es un poco “hacerse ilusiones”. Un drill puede utilizarse para mostrar al nadador un defecto particular de su brazada, pero la corrección viene por realimentarla al estilo completo no esperando que el drill transfiera la corrección a la brazada.

A través de los años que he estado entrenando triatletas, he tenido la suerte de que mis atletas tuvieran una gran progresión en su natación. Todos ellos han progresado por el compromiso que han tenido con la natación nadando más. Algunas personas dirán: “bueno, ellos nadan más rápido porque están en mejor forma, no porque tengan mejor técnica”. Esto es un poco simplista. Lo que ocurre es que ellos mejoraron en su estado de forma y en su técnica, porque en un deporte como la natación, no puedes hacerte más rápido simplemente mejorando uno de los dos factores. Probablemente su estilo se mantendrá, o incluso parecerá empeorar según vayan mejorando, pero mientras el triatlón no tenga puntos artísticos, seguiré enfocándome en hacer a mis atletas más rápidos.

Ahora que estáis de puente no quiero aburriros más pero, aunque ya he hablado de esto un montón de veces, algún día os contaré aquí mi experiencia y mi opinión sobre el TI. Ésta puede resumirse en "TI es genial para los primeros meses de contacto con el medio acuático, porque te ayuda a superar el nerviosismo del principio y te ayuda a encontrar el equilibrio y a superar el periodo de guerra con el agua pero, una vez que ya sabemos flotar, o metes caña o no nadarás rápido nunca! (sin olvidar toques de técnica muy necesarios para mejorar nuestros defectos particulares o reforzar nuestros puntos débiles)"

15 comentarios:

edecast dijo...

Muy, muy interesante. Efectivamenet nos vamos a volver locos con tantos puntos de vista ;-)
De momento voy a intentar ese año a ver que sensaciones tengo con TI, si nado o no nado más rápido, , fluido, y con menos brazadas.
Después tendré una opinión formada de este sujeto paciente (no a todo el mundo le va bien lo mismo, por ejemplo mi método de entrenamiento de la bici y la carrera me va bien a mi, pero es poco "ortodoxo")
Pero la verdad, es que yo creo que no he nacido para nadar, ni con TI ni con la "técnica" de "más metros" ni con el método de "Popov". Es como si pretendiera aprender música (tengo un oído tapia que para que, y un sentido del ritmo y armonía...) Pero soy un poco cabezota.
Pero lo dicho, muy interesante. De verdad.

TriKer dijo...

totalmente de acuerdo con este hombre...

metros y más metros, para un deporte que no deja de ser de fondo...

solo un inciso, hablamos de paquetes que hemos empezado a nadar tarde.. y los resultados de los entrenos de tecnica o volumen sobre nosotros...

para todos, es MUY claro que los que tienen una tecnica buena, porque han nadado toda su vida, vuelan sobre el resto.

sermor dijo...

Y correcciones a pie de piscina. Si siguiese haciendo lo mismo que cuando empecé a nadar pero aguantando muchos metros y con muchos metros entrenados, apañados íbamos.

Coincido con edecast en el oído tapia, lo del ritmo y la armonía, así "semos"...pero también soy cabezota y sigo con la técnica a ver si se me aparece como por arte de magia el "truco" de nadar. Porque lo tiene, estoy seguro :) .

Ishtar dijo...

Ojo, que nadie dice que no haya que hacer técnica, que por supuesto hay que hacerla e intentando que sea lo más personalizada posible a los errores propios, pero sin limitarse a eso. Si no la complementas con metros y series, nadarás muy bonito (o no) pero no muy rápido, que es lo que queremos al final, ¿no?.

Partiendo de la base de que, como dice TriKer, los que nos hemos metido en remojo ya mayorcitos no conseguiremos la técnica de los que descubrieron este deporte de chiquitines por más que nos empeñemos, incidir en nadar como Popov o Thorpe y frustrarnos por no conseguirlo es perder el tiempo, así que centremos nuestras energías en nadar lo más eficientemente que podamos (y esto se consigue con técnica), pero intentando que además sea rápido :-).

Y, para celebrarlo, en 30 minutillos obsequiaré a Sergio con un par de locomotoras de 1000m que sigan a un 10x50 con palas que veremos si no sale de allí nadando rápido jiji ;-))

besicos!

Francisco Castaño dijo...

Bueno Ishtar, parece que me has leído el pensamiento colgando hoy esta entrada, por fin me he decidido, esta primavera debuto en el triatlon, de momento sigo con el plan de cara al maratón, pero ayer me hice socio de la piscina, algún día que me encuentre cansado de correr igual me voy a nadar un rato, hace muuuuuucho tiempo que no nado en plan deporte, ni me acuerdo, pero lo tengo decidido, además hoy he salido en bici y he corrido a pie, o sea casi casi un aspirante.
saludos y buen puente
Francisco

snick dijo...

También hay que dejar claro que este hombre, es unos de los capos, en slowtwitch.com, del "more is more". No digo que no tenga razon. Pero sus pupilos no destacan por ser peces, sobre todo Sergio Marques.

P.D: Doy una opinión un pelín (sólo un pelín, eh!) más científica y me dan el Nobel ;D.

Paulo Sousa dijo...

OY! Muchas gracias por la traducion! :-)

Me gusta quando mucha gente lee la materia que escribo!

Tu interpretación de mi poste es correcta, obviamente hay un lugar para el trabajo de técnica, sólo no exagérelo.

Más es más!!!

robert mayoral dijo...

menudo curro que te has cascao!!! si todo lo que nos cuentan fuera de fácil aplicación para nosotros....yo lo que necesito es un motorcillo para nadar!!!
me gusta foto es de los gorros verdes!!! y pensar que nosotros nos metemos por allí dentro!!!

Ishtar dijo...

Francisco, en realidad, si tu objetivo principal es el maratón, no deberías nadar mucho. Un poquito de evz en cuando te vendrá bien para soltar las piernas, pero si nadas mucho, ensancharás el tronco superior y tu correr será más pesado. Eso sí, una vez pasado tu objetivo ;-), ¡a nadar toca!!

Snick, si opiniones hay un montón y yo trato de quedarme con lo que me gusta de cada una. De su artículo, lo que yo destaco, es el hecho de que muchas veces nos obcecamos con hacer técnica y más técnica a modo de ejercicios, con un montón de gadgets, y no somos capaces de aplicar todo eso al nado normal y seguimos haciendo más y más ejercicios. Eso muchas veces es frustrante. Sergio hace un montón de ejercicios de patada, y los hace fenomenal, pero luego sigue parando sus piernas y abriéndolas cuando nada a crol.

El pasar mucho tiempo en el agua hace que consigamos una adaptación al medio acuático, que es precisamente lo que nos hace falta a los que hemos empezado en esto tarde. El entrenar nadando rápido con series y demás nos ayuda tambien a saber luego nadar rápido, porque no competiremos haciendo ejercicios de punto muerto, ¿no? ;-).

A lo que voy, que en octubre y noviembre ya hemos tenido tiempo de hacer técnica, de jugar, de probar sensaciones y, esto hay que seguir haciéndolo, pero ya es la hora de empezar también a darse caña, a hacer palas, gomas, series largas, series cortas a muerte ;-), que al final es lo que nos va a ayudar a nadar rápido.

Paulo, vaya sorpresa tenerte aqui!!. Si me conocieras sabrías que yo soy de las de "mejor es mejor", no de las de "más es más" ;-), pero con tantos artículos de natación centrados en la técnica, me gustó tu visión de que la técnica ha de complementarse con entrenamiento. Creo que tu frase "ellos mejoraron en su estado de forma y en su técnica, porque en un deporte como la natación, no puedes hacerte más rápido simplemente mejorando uno de los dos factores" resume mi conclusión del artículo :-). Gracias por tu visita!

Robert, tú no necesitas motorcito... tú eres el motorcito natatorio!! ;-))

Besicos!

nando75 dijo...

Bastante interesante y la verdad que la traducción al "estilo libre" te ha quedado bastante bien.
Cuando necesite ayuda cn alguna traducción te la envío a ti jeje.

C2C saludos

Miguel dijo...

¡FELICIDADES!

juliito dijo...

Una curiosidad, siempre se habla de metodos, tecnica, metros,... vale, pero si resulta que practimente todo lo que compito es con neopreno... en mi opinion todo cambia. En ese momento, en mi opinion, la resistencia y la fuerza es lo mas importante, la flotacion, culo arriba, patada... pasan a segundo plano que pa eso esta el neopreno, je, je, je. A ver si empiezo a ahorrar y me compro un mejor neopreno, seguro que sera mi mejor inversion.

Ishtar dijo...

Nando, previo pago de una módica cantidad, yo encantada de servir de traductora jeje

Gracias, cuñadete ;-).

Julito, pues precisamente el neopreno ha sido mi cruz siempre. En lagos y sin neopreno, suelo salir bien. En el mar y con neopreno me sale una natación lamentable. A ver si este año con el nuevo Helix (que vaya pasta me ha costado) mejoramos ese aspecto...

Besicos!

Jamoncete!! dijo...

Hola Esther. Soy Jam un placer leerte y saludarte. Muy interesante el artículo. Estoy totalmente de acuerdo de que cuanto más metros más rápido irás, pero lo que no se me quita de la cabeza es que la técnica es casi un 40% importante. Este año será mi 4 año de pileta y puedo comprobar que he mejorado algo trabajando la coordinacion patada-brazada y técnica en general. Este año con Quini hemos realizado los test y me han sorprendido, ya que en mi caso he mejorado haciendo menos metros y centrándome más en la técnica,sobre todo en la coordinación. Por tanto el resultado de más metros con la mejora y adaptación en la técnica será la fórmula acertada.

Un saludo para Sergio y otro par tí.


Jam

Ishtar dijo...

¡¡Hola jamoncete!!!, un placer que visites mi rinconcito ;-).

La cosa es que con este artículo lo que quería decir es que, si bien la natación es pura técnica y sin técnica no vas a ningún sitio, tienes que complementar los ejercicios con metros y series. Es decir, si la técnica te da eficiencia en el nado (y sin ser eficiente, no avanzarás), el entrenamiento te ayuda a saber ir rápido, que al final es como iremos.

Es decir, mi única conclusión es que en natación no se mejora si uno de los factores falla... técnica y entrenamiento han de coexistir en su justa proporción :-).

Vamos, que no hay que pasarse la temporada haciendo drills ni tampoco centrarse en hacer metros sin más, que ni con un método ni con el otro conseguiremos gran cosa...

Besicos!