martes, 20 de marzo de 2007

Mini-pretemporada

Como si estuviera en pretemporada... igual. Comenzando poco a poco, habituando de nuevo mi cuerpo al ejercicio, ahogándome con los ritmos altos y sintiéndome débil y cansada. Pero es lo que hay, esto sólo es el camino, con algunos guijarros y fisuras en este pequeño tramo, pero es el camino, es mi camino.

Si el rodillo realmente fortalece, terminaré como una roca, porque casi es lo único que he hecho en los últimos días ya que te permite estar en casa sin coger frío, controlar el esfuerzo y parar en cualquier momento si no te encuentras bien. Eso sí, qué manera de sudar...

Hoy voy a intentar hacer algo que no me gusta nada y que no comprendo cómo la gente puede hacer durante todo el invierno, minutos y minutos, con la excusa de que "en la calle hace frío" o "es que llueve": correr en la cinta, tapiz rodante, rueda del hámster o máquina infernal, como prefiráis llamarlo. Alguna vez me he subido ahí, después del gimnasio, por falta de tiempo para salir a la calle y volver a entrar a tiempo para la piscina, pero no aguanto más de 15' o 20'. Me canso, sudo, me aburro, me miro en el espejo a ver si por lo menos puedo mejorar mi técnica de carrera pero me veo a mi misma dando saltitos más que corriendo,... y me bajo.

Tengo que confesar que, en aquellos días en que aún sentía el "mono" de nicotina y estaba yo dando mis primeros pasitos en esto del deporte, empecé a correr en la cinta. Pero tenía mi motivo... y es que me daba vergüenza salir a la calle a correr, por lo poco que aguantaba, apenas 5' y tenía que parar a andar un poco... y en la cinta hacía lo mismo pero metida en el garaje de casa de mis padres y sin que nadie me viera.

Ahora, no sé por qué motivo, en la calle puedo correr todo el tiempo que quiera (todo es cuestión del ritmo que lleve, claro) pero en la cinta me canso, me agoto, con unos minutillos de nada y a una supuesta velocidad que me permitiría ir silbando cuando corro por el parque.

Bien, pues hoy me enfrentaré a tamaña pesadilla. Es pronto para salir a la calle, y más con el frío que hace estos días, así que tengo planificado subirme a la cinta del gimnasio antes de ir a la piscina (por fin... aunque sólo me remojaré un poquillo, no sin antes comprarme unos taponcitos para mis inflamados oídos). No sé cuánto aguantaré... no creo que mucho, pero algo es algo, supongo.... ya os contaré.

9 comentarios:

Carles B. dijo...

nada ishtar, la cinta es como todo, cuestión de insistir... Yo tenía las mismas sensaciones que tu. Este año he hecho alguna sesión de 1h20, hasta he hecho series :-)))

iPod, si hay tele delante de la cinta un poquito de tele, y a admirar los personajes que corren por el gimnasio, que eso es lo mas divertido de todo :-))

keLermAn dijo...

Va va! ponte las pilas y no te quejes tanto.. sino te quedarás sin fideuá... tu misma! jur jur!

Mas pa nosotros! :P

Recupérate pronto que te queremos ver a topeeee!
Besosssssssssssssss!

arale dijo...

Odio la cinta, el rodillo...Todo lo que no sea estar en la calle mientras entreno!!
Hoy cuando estaba en las pistas de atletismo me he tenido que poner piedras...jajaja. Pero yo ahí, pasando frio.
carles b. como puedes hacer series en la cinta?
Esperemos que pase pronto el frio y el aire.
Me alegro de que estés un poquito mejor, dos dias mas y lista...
Besitos

Triluarca dijo...

la cinta y la calle no son iguales, el movimiento final del pie es lo que más las distingue.

Los "mutantes" que solo hacen ejercicio dentro del gimnasio han aprendido que la mejor manera de correr en la cinta es flotar sobre ella, pero claro, luego cuando salen a la calle no saben ejercer fuerza hacia atras...

La cinta tiene sus ventajas, y usarla de vez en cuando aporta una riqueza de movimientos que nunca viene mal, igual que el rodillo,,, pero nada como sentir el aire en la cara...

Pero igual que la piscina,,, la misma rueda de hamster, es solo cuestion de costumbre

Ishtar dijo...

Bueno, pues al final 23' de cinta (que me echaron :-(... es lo que tiene la hora punta de los gimnasios) y un remojillo de 1.900m... pistoletazo para la vuelta a la normalidad :-). Hoy a ver qué me ingenio, que salir a correr a la calle, no sé, no sé...

Jaime, la cosa es que el rodillo y la piscina son inevitables muchas veces (no vas a salir con la bici de noche entre semana ni a nadar en el Lago de la CdC así por las buenas ;-)), así que lo llevo mejor, pero correr... salvo contadísimas ocasiones, siempre se puede salir a correr, así que no lo entiendo :-(.

Viendo Hawaii 2006 veia a Lisa Bentley corriendo a saltitos, que parecía que iba más rápido de lo que iba en realidad porque era más el salto que el avance y pensé: "vaya, esta ha debido de pegarse sus buenas horitas en la cinta...".

Besicos a todos y gracias por los ánimos!!

Carles B. dijo...

a ver... no eran exactamente series, mas bien cambios de ritmo. No recuerdo exactamente, pero era por ejemplo hacer un par de minutos a 4:12 cada cierto tiempo... pues la ventaja es que el ritmo estaba clavado :-)

Ishtar, en mi pueblo hay mucha humedad, y cuando toca salir a las 7 de la mañana, de noche, con nieblilla y cerca de ls 0º me deprimo... alguna vez prefiero ir a la cinta.... Llevo fatal el frio para entrenar... sin ir mas lejos ayer estuve 5 minutos mirándome el agua de la piscina antes de tirarme.

Ishtar dijo...

Jajaja, lo de mirarme en la pisci antes de entrar me pasa siempre!.Da perecilla entrar, pero una vez dentro, lo que no quiero es salir ;-).

Va, venga,Carles, te perdonaré esos días de cinta ;-) (a cambio de la fideuá, ya sabes :-)). Pero eso de que los ritmos están clavados... me niego a pensar que yendo a 11km/h (5'30"/km) como voy en la cinta me canse como si fuera a 5'/km en la calle o más :-(.

Besicos y a entrenar a la calle, que empieza la primavera!!!

xavidal dijo...

Venga Esther Animo, para mi la cinta también es una tortura, pero en tú situación es una buena solución, así que, no te lo pienses más y a subir encima de la cinta y piensas que vas por el parque.
Animo, que pronto estaras corriendo a tus anchas.
Besetes!!

Ruth dijo...

Tortura, aburrimiento= cinta, rodillo, 4 paredes.
Donde este el aire libre que se quite todo.
Pero... a veces no hay mas remedio. Yo, la verdad, es que creo que habre corrido en cinta 3, 4 veces en toda mi vida. Ya puede llover, granizar, ser de noche, estar donde esté... que salgo a correr... no puedo con la cinta. Como dices tu, Ishtar, me aburro, sudo, me canso... horrible!
El rodillo, lo tolero un poco mas... pero si se puede salir, salgo. Hoy, por ejemplo, he tenido que hacer rodillo, por el huracan que habia. Cuestion de seguridad!

Bueno Ishtar, animo. Que ya estas entrenando. En 3 dias, a tope.