lunes, 30 de noviembre de 2009

Finde formativo

Este fin de semana ha tocado formación intensiva de nuevo, la última de tipo presencial del curso de entrenador de nivel 1. Por suerte, esta vez ha sido en Madrid y a trancas y barrancas hemos podido sacar un poquito de entrenamiento que mantenga nuestro cuerpo bien despierto, que si no se amodorra.

  • Rodillo y piscinita el viernes (con tres fartleks de 300f+50s+250f+50s+200f con 1º bloque respirando c/3, 2º con pull y 3º a ritmito más que alegre que, dado que Sergio iba gruñendo en todos los descansos ;-), parece que salieron a buen ritmo (yo no sé nada de ritmos a estas alturas, que no llevo reloj :-)),
  • El sábado, trote de 46' a las 22h reventaítos después de 12 horas de Jornadas Técnicas, que pretendía ser suave pero que, con esta cosa de tratar de correr mejor técnicamente, me hace subir el ritmo irremediablemente y suelo rondar los 5'/km en el parque con su tierra y sus cuestas, que no está mal.
  • Y, el domingo, después de una mañana de curso, una buena comida y de quedarnos totalmente traspuestos media hora en el sofá, un poco de piscinita técnica (para tratar de refutar eso de que no se puede mejorar la técnica siendo ya tarra, que a 1:15 igual no nado nunca, pero siempre mejor intentar ir a 1:25 que quedarse en 1:35, ¿no?), gimnasio enfatizando piernas y rodillo con series atrancada para rematar.

La verdad es que las Jornadas Técnicas estuvieron bastante bien. Por la mañana se contró más en los triatletas jóvenes, tema que ya teníamos algo más trillado de las Jornadas de Talavera, pero siempre se agradece ver cómo se lo curran algunos municipios y provincias que no tienen apenas recursos o descubrir algún detalle en el que no habías pensado sobre el talento y la tecnificación. Por la tarde la cosa iba de LD, y todas las charlas, la de Jose Luis Cano y su amplia y variada experiencia, la de Álvaro y su obsesión con el material y derribo de mitos, la de Ciro y Virginia sobre su planificación e incluso los comentarios de Antonio Alix como moderador :-). Aunque todo me gustó, me llamó bastante la atención algunas de las cosas de las ponencia de Ciro y Vir, como el comprobar la diferencia entre entrenar bien y entrenar mucho, que en LD a veces es confusa, y cómo con volúmenes bastante controlados (para ser profesional, que hay muchos amateurs que entrenan más hora que ella), con una buena planificación de cargas y trabajo variado y de calidad, se pueden obtener resultados enormes a nivel mundial. También hubo un detalle en la distribución de las cargas en los macrociclos que a ellos les había funcionado y que le encuentro tanto sentido que tal vez lo ponga en práctica en algún punto concreto de mi temporada, porque creo que puede funcionar... ya veremos y ya os lo contaré cuando llegue el momento :-).



Y, el domingo, jornada específica de presentación de los cursos de entrenador, me llevé un poco una sensación agridulce. Por un lado me encanta la manera en la que utilizan las nuevas tecnologías para facilitar el camino a los aspirantes a entrenador y además lo están haciendo en un formato sencillísimo y muy atractivo y parece que de una forma muy coordinada entre todo el equipo. Pero por otro lado me da la sensación de que todo lo enfocan al entrenamiento para la alta competición, cuando el 99% de los que estábamos allí nunca entrenaremos a Mario Mola o a los Naranjo, sino que algunos serán los encargados de dirigir escuelas de chavales que apenas tienen 1 o 2 días de piscina y que se tienen que buscar las vueltas para que el triatlón sea factible para ellos de una manera divertida y asequible, otros simplemente quieren mejorar su conocimiento sobre su propio entrenamiento y otros tantos se encargarán de planificar el entrenamiento de su vecina del 5º para el triatlón de la mujer, o el de un triatleta que quiera clasificarse para su GGEE o hacer top-10 en el mismo, o clasificarse para Élite, terminar su primer IM o mejorar su rendimiento en el tercero que hace.
Y la manera de explicarlo no parecía darte las bases para esto, sino que supuestamente te plantean un caso ideal con chavales que lejos de ser triatletas, son nadadores de los de 5 días/semana y 25-30km semanales que igual montan en bici y corren en verano, cuando se cierran las piscinas, pero que supuestamente no harán triatlón hasta los 16-17 años (y luego el encargado de la parte de ciclismo y carrera a pie te dice que los chavales deben empezar desde bien pequeños a hacer técnica y habilidades de carrera y ciclismo... ¿en qué quedamos?)


Foto: FETRI

Pero bueno, vamos a darles un margen de confianza y al finalizar el curso ya valoraremos de nuevo, porque aunque es verdad que luego es el talento de cada uno el que ha de encargarse de adaptar los conocimientos básicos teóricos a las situaciones concretas, cuantas más herramientas aplicables al mundo real te den, mejor, para poder jugar con todas ellas y que el mosaico sea más rico. yo confía en que será así, así que empezamos el curso con muchísima ilusión :-).

7 comentarios:

Pablo Cabeza dijo...

Que pena haberme perdido las Jornadas...

Y sobre lo de los cursos, estoy totalmente de acuerdo contigo. El nivel I debe enfocarse de forma más realista, teniendo en cuenta los condicionantes y circunstancias propias de un club , con todas sus carencias y dinámica cotidiana, que nada tiene que ver con el alto nivel. Creo que en la Escuela los propios técnicos tienen bastante cacao
con esto, sobre todo porque algunos , aunque tienen una excelente formación teórica, adolecen de muchas horas de práctica y de realidad ya que muchos no han entrenado a pie de piscina ó pista, (o muy poco), y solo conocen el alto nivel, creo que la experiencia te da la visión exacta de las necesidades reales de los triatletas, sean de la edad que sean, en periodo de formación.

Aparte de todo esto, gracias por los animos!!

Triluarca dijo...

En los cursos se aprenden 4 cosas, que te dan 4 puntos de partida, luego es el propio aspecto critico del entrenador el que le hace discernir si 30.000 metros semanales son para todos,,,

MIGUEL A. ROLDAN MARIN dijo...

A eso lo llamo yo, un finde bien aprovechado. Entrenos y formación.
Supongo que podrás sacar muchas cosas en conclusión y extraernos algo de esas charlas.
Por cierto, se habló del dopaje???
Saludos

Furacán dijo...

Pues si, estoy de acuerdo contigo en lo que comentas de los cursos. De lo que se trata en la mayoría de los casos es de llevar una escuela de la forma más asequible y eficaz posible. Darle unas nociones a los chavales de entrenamiento, de cultura deportiva y también de desarrollo personal. Está claro que si sale algún crack acabará tomando otro camino como ir al centro de tecnificación deportiva o a algún otro entrenador más cualificado. Pero la base es otra cosa.

Emilio dijo...

Por lo menos has disfrutado y aprovechado muy bien el finde que hemos tenido. Imagino que lo de los cursos sera como todo, ir dejandolo pasar hasta sacar mas conclusiones no? Ya nos contaras¡¡

Ishtar dijo...

Pablo, la verdad es que en general las jornadas estuvieron muy bien... siempre es enriquecedor ver cómo funciona otra gente :-). Y lo de la Escuela de Entrenadores... pues eso, que no me cuadró mucho la filosofía de los que lo coordinan, pero como el equipo es grande, supongo que habrá de todo, así que intentaremos aprender lo que se pueda...


Jaime, eso está claro, pero me gustaría que me dieran un punto de partida más ajustado a la realidad del 98% del triatlón en este país (que el otro 2% es la alta competición), pero bueno, tendremos que hacer nosotros el trabajo de adaptarnos :-). Y encima salimos deprimidos, que poco más que nos dijeron que si no hemos nadado desde los 3 años, no tenemos nada que hacer en la vida... menos mal que tenemos claro que se pueden hacer cosas, muchas de ellas muy grandes (aunque no sea estar en los JJOO), a base de ilusión y trabajo día a día.

Miguel A., no, del dopaje no se habño, porque las charlas eran sobre entrenamiento, así que de eso se habló

Furi, pues sí, pero bueno, imagino que siendo espabilaete serás capaz de adaptarlo a tu situación concreta pero, como le digo a Jaime, un poco más de realidad no vendría mal.

Emilio, menos mal que hizo mal tiempo y nos libramos un poco del cargo de conciencia por no haber hecho bici jeje. Sí, como dices, habrá que darles un voto de confianza y ver a ver por dónde evoluciona el curso...

Besicos a todos!

Garbanzito dijo...

Los cursos de entrenador de las federaciones, en general, adolecen todas de lo mismo... El claustro está formado por teóricos o por "prácticos" que parten de un punto muy alejado de la realidad del alumnado. Nos enseñan que para poder planificar hay que conocer el punto de inicio del individuo o el equipo y plantearse un objetivo asequible. Pero el claustro no hace esta reflexión para con "el curso".
Adaptar el "método de entrenamiento ideal", además, existen tantos métodos de entreno válidos como escuelas de entrenadores siempre que al final se obtengan resultados ya que por el camino se desechan los fracasos y se olvidan las meteduras de pata. Decía que explicar esto en la pura realidad es difícil, pues la práctica real, aunque se consigan los objetivos, ya que deben ser asequibles, en muchos casos no cumplen con la gran mayoría de los principios del entrenamiento...
Decirte que entrenar atletas o triatletas es "más fácil" ya que sólo tratas con un individuo, cuando ya hablamos de equipos el problema se complica geométricamente... Así, que en los cursos hacen como en "la autoescuela", te dan un permiso de ahí en adelante es cosa tuya... Por eso es difícil que algún entrenador te explique en público como entrena realmente a un triatleta que trabaja ocho horas o a un equipo que entrena tres días a la semana, los teóricos, los puristas se lo comerían vivo... Así que el método acierto error es el que tendrás que utilizar muchas veces intentando minimizar los "daños colaterales". Cuando lleves 10 años de experiencia te habrás formado más y habrás afinado "tu método". Cuando ello ocurra podrás entrenar élites y aplicar la teoría, pues si no afinas el método pronto te quedas sin "trabajo". Una vez que entrenas a los élites, ni siquiera tu trabajo, tu experiencia o tus conocimientos serán el fielato que valore tu actividad...Serán los resultados y si estos no llegan volverás a donde comenzaste... Es la vida del entrenador, al menos de la mayoría pues los que están siempre en el candelero son el oropel los otros, como es mi caso, un año entrenamos en la máxima categoría y cinco en infantiles... Suerte como entrenadora y ganas de aprender, de todos y de todo