jueves, 4 de diciembre de 2008

Hipoxia involuntaria

Últimamente tengo la sensación de estar entrenando en el CAR de Sierra Nevada. No por el frío que hace, no (bueno, igual un poco también ;-)), sino porque llevo ya dos días seguidos de entrenamiento en condiciones de escasez de oxígeno. Me explico.


El martes, después de un poquito de natación en la pisci tricantina con algún toque alegre (y cualquier otro calificativo que le quiera poner Sergio serán exageraciones suyas ;-)), sin merendar a pesar de que casi me como las corcheras del hambre que me dio en la pisci (bueno, pude comer un par de cachitos de turrón del duro, que te da el subidón calórico suficiente como para aguantar un ratillo), salimos a correr los 50’-1h que teníamos planificados.

Central Park tricantino a las 20h + 1ºC + una humedad de aúpa + yo aún convaleciente = 4 capas de ropa, gorrito de forro polar y buff hasta las orejas. Al principio no sentía ni mis propias pisadas de lo congelados que llevaba los pies, pero poco a poco voy entrando en calor. No voy mal dentro del ritmillo suave que toca… bien. Pero la humedad y el sudor empiezan a hacer estragos y, como el buff cada vez está más mojadillo, cada vez deja pasar menos aire. Y, para colmo, se me pega a la boca en cada bocanada. Os podéis imaginar. De vez en cuando tenía que bajarme el buff para poder llenar los pulmones, pero el aire era tan frío que prefería que pasara la mitad de aire calentito que el 100% congelado, que no estaba mi garganta para virguerías… No fue fácil, no, pero seguro que mi hematocrito ha pegado un buen estirón ;-))

El otro entrenamiento hipóxico de esta semana fue el de la piscina de ayer (después de un ratito de rodillo para entrar en calor, que la casa está muy fría cuando llegamos por las tardes ;-)). Con que diga que incluyó 2100m de tuba creo que ya tendréis suficiente información. Con los labios que ni Louis Armstrong salimos todos de la piscina. Eso sí, es genial poder fijarse en lo que hacemos debajo del agua. La pena es que la perspectiva que da nuestra propia horizontalidad no es muy fiable y lo que a nosotros nos parece un codo en unos 90º perfectos, puede tener 60º o 120º tranquilamente, así que no hay que fiarse de la primera impresión.




Hoy la cosa pinta algo más tranquila, al menos de cara al tema pulmonar… lo que ya no puedo asegurar es que vaya a ser lo mismo muscularmente, que siempre que leo “gradas” en el plan de entreno, me pongo a temblar….

14 comentarios:

loscar777 dijo...

Trabajo de hipoxia!!!!!! el mio es de globerete: croll con respiraciones cada 5......antes las de 3 me resultaban jodidas y ahora gracias al trabajo de 5 ya son como si nada.......El vuestro es bueno por dos partes: trabajo hipoxico + ser capaz de ver debajo del agua vuestra técnica......y mejorarla, claro está.....

Cuida ese resfriado (multivitamínico natural: cucharada sopera todas las mañanas en ayunas de: lecitina de soja, germen de trigo, levadura de cerveza, miel, polen y 1gr de jalea real (esto último 3 semanas seguidas y una de descanso)

Cuidate mucho campeona.

Francisco Castaño dijo...

Uff! yo este puente voy a Ejea y me tocará pasar frio, por que aquí como que no hace tanto, así que eso del Buff me suena de algo.

¿Para que sirve la tuba?

Besos.

Furacán dijo...

No sé si será muy duro pero lo de la tuba parece muy divertido. Yo sólo tengo experiencia con las de bucear un par de veces y acabé con el estómago encharcado de agua salada :-D

Emilio dijo...

Madre mia¡¡ Lo del puf en la boca me suena y mucho, la semana pasada me paso corriendo lo mismo, que desastre verdad? es como un trapo mojado en la boca que en cuanto aprietas algo el ritmo te asfixia...pero bueno para algo valdra no? la tuba la tengo pendiente, a ver si me acerco a tricycle y la pillo, animo¡¡

Emilio dijo...

Puf? en que estare pensando, jejej

Triluarca dijo...

Pues sin duda, creo que correr en cinta es más provechoso que salir a corre en las condiciones que cuentas

Ishtar dijo...

Loscar, nosotros hemos llegado a hacer hasta pirámides de hipoxia aumentando el número de brazadas entre cada respiración cada 25m llegando hasta las 10 brazadas!. Ese día creí que me ahogaba y salí del agua con un mareo que no veas... esperemos que sirva para algo ;-).

Fran, la tuba sirve básicamente para que te olvides de respirar y te puedas centrar en la técnica. Es especialmente agradecida para hacer remadas y trabajo de punto muerto. Yo la aprovecho mucho para fijar el gesto del codo alto en el agarre, porque así me puedo ver a mi misma y lo controlo mejor.

Furi, yo soy incapaz de usar la tuba sin pincitas en la nariz, porque si no me entra muchísima agua y es horrible!.

Emilio-puf ;-), la verdad es que cuesta, peroo qué remedio nos queda. Peor lo llevarán los Nórdicos, así que al menos no estamos tan mal y solo tenemos que usar estas cosas pocos días al año jeje.

Jaime, eso lo dices porque no me has visto correr en la cinta ;-). En serio, no me cuesta salir a correr con frío, la verdad... la bici ya es otro cantar ;-).

Besicos a todos!

akela dijo...

No me extraña qu ele temas a las gradas ¡¡¡vaya paliza la de ayer!!! cuestas, bajadas, gradas, ..¿hay quien de más? y a todo esto ver pasar a los máquinas a toda leche... ¡no siento las piernas!, pero bien para el esquí de este finde creo que vendrá bien.

La tuba un invento genial os animo a probarla, yo la prefiero a ir respirando normal ¡¡esto se me da bien, je, je!!

Besicos

Mildolores dijo...

Sé de qué hablas.
A mi este frio me está quitando las ganas de ni siquiera mirar a la bicicleta. El rodillo me aburre, pero es la única forma que se me ocurre.
La carrera a pie la llevo mejor con estas temperaturas y ahora es la piscina lo que más me apetece.
Mira, para que luego no me regañes ;)

Juankir dijo...

ten siempre la boca fuera del buff por dios, q agobio. claro q en Alicante eso de 1º no existe. en bici despacito lo soporto.

aún así, he corrido a menos temperatura sobre nieve y soy incapaz d tapar la boca. me desmayo solo de pensarlo

...

ya estoy aquí otra vez, levantado ;-)

MIGUEL A. ROLDAN MARIN dijo...

la hipoxia se convertirá en un entreno a 5000m para Edurne Pasabán dentro de poco.
sigue así que esos entrenos luego son los puestos que mejoras al final...
saludos

Miguel dijo...

Jajajajajajajajaja, me estoy imaginando una tropa saliendo de la piscina con los carrillos hinchados y cantando What a wonderful world, juasjuas. Debíais de estar muy graciosos.

Menos mal que me queda más claro lo de las tubas, porque cuando te leí en el Facebook me quedé pizcueto :-))

sermor dijo...

Me río yo del ritmo alegre

Ruth dijo...

Si ya dije yo cuando estuve en Hawaii, que habia que ir a vivir alli!!