viernes, 16 de noviembre de 2007

La luz


¡He visto la luz!, exclamé ayer al salir de nuestra sesión de técnica natatoria. El pobre Sergio no sabía cómo mirarme, aunque creo que ya está acostumbrado... ;-)

Vale, quizá la expresión sea exagerada, pero descubrir un truco, aún diminuto, que mejore la lucha con el agua me parece un pequeño milagro. Ayer fue una sesión divertida, puro juego, mezclando crol y espalda, pull entre las piernas, en una mano, en la otra, en las dos, y vuelta a empezar.

Sergio ya me lo había advertido... "llevas el codo bajo al estirar la brazada" (pienso que quizá sea algo que arrastro desde mi época Total Immersioniana) y, como la propiocepción no es algo trivial y menos en el agua, comencé a fijarme en ese detalle. Pero no lo veía. Y, ayer, por fin, lo sentí...

Siempre digo que el primer paso para corregir un error es darse cuenta de que lo estás haciendo mal. Si no, no hay nada que hacer, por más que te lo cuenten. Tienes que sentirlo, ser consciente de ello y eso, aunque parezca sencillo, no lo es en absoluto. Pero, una vez que eres sabedor de que algo estás haciendo mal cuando lo haces, el resto solo es cuestión de tiempo.


Así, entre ejercicio y ejercicio, cuando introducíamos nado contínuo tratando de deslizar para hacer la transferencia del gesto del ejercicio al nado normal, lo corregí. Me concentré en mantener el codo alto desde que entra la mano en el agua, no dejándola caer, como acostumbro, sino introduciéndola con cuidado, siendo consciente de lo que estaba haciendo. Así, desde el primer instante de la tracción, el agua está en mi mano, es mía, y puedo moverla a mi antojo.

De pronto comenzaron las buenas sensaciones y el deslizar se tornó algo con lo que me sentía cómoda. No hay lucha, no hay búsqueda de agua con resultado incompleto, todo es avance. Claro que puede ser una sensación frugal o puede que no, que sea el principio de una mejora en la técnica.

El siguiente paso, a ser posible, desearía que fuera la fórmula para hacer que mi brazo izquierdo sea algo más que un colgajo inservible que está ahí por aquello de adornar, más que nada...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Seeeeñooooo! ¡La Ishtar ha dicho "propiocepción"...! :-D ;-)

Concha

Richard Calle dijo...

"Colgajo inservible"!!!!! como te pasas no?????

robert mayoral dijo...

por algo se empieza Ishtar!!!
ahora que te has dado cuenta es muy importante se consciente de hacerlo bien cuando intentes nadar rápido o fuerte, ya que a veces pasa que nos concienciamos de los errores, muchos en mi caso, pero que cuando nos alteramos intentando nadar fuerte volvemos a hacerlos...
de momento ya has hecho el primer paso...ahora a por el segundo!

Ishtar dijo...

Jajajaja, Concha, es que cuandome pongo repipi... :-P ;-))

Richard, jeje, soy un pelín exagerada, lo sé ;-), pero es verdad que con la izquierda no tengo las mismas sensaciones que con la derecha ni de lejos!, ni agrro agua, ni empujo, ni ná :-(

Robert, eso que dices es verdad, que cuando quiero nadar rápido me pongo en plan molinillo y avanzo por fuerza bruta :-P

Besicos!

nando75 dijo...

Lo más importante es darse cuenta de que uno comete o tiene fallos ese es el primer paso luego corregirlo cuesta menos si no eres tan cabezón como yo, pero bueno eso es otro tema.
Sigue así.

C2C saludos

Lolo dijo...

Máquinaaaaaaaaaa!!!!!! Deja ya de mejorar, que asustas!! jajaja
Enhorabuena por descubrir el fallo, ahora hay que introducir la corrección en la mollera haciéndola muchas veces y muy despacio

Ishtar dijo...

Nando, eso es verdad, que lo más dificil siempre es darse cuenta. El resto simplemente es insistir e insistir hasta que el cuerpo lo memorice ;-)

Lolo, la verdad es que es una gozada sentir el deslizamiento cuando lo hago bien, lo que pasa es que tengo que estar tan concentrada que es agotador, y a los 1500 m ya se me empieza a caer el codo :-(, pero bueno, es cuestión de tiempo y paciencia :-)

Besicos!

Ramón Doval dijo...

Lo importante es descubrir el error, y luego contárnoslo, para que nos enteremos también. Así, entre todos, podremos de una puñetera vez saber qué se hace después de ponerse las gafas.

Mabel dijo...

¡¡Cuidado que ha llegado la maestra!!!Lo que estás haciendo es "aprender a aprender". ¡¡Ole tú!!
Veo que estás que encuentras el anillo, eres "the lady of the ring"...
Ahora a por el izquierdo.
Muakas

Ishtar dijo...

Ramón, eso, nos contamos todo, como en un comité de sabios de esos ;-))

Mabelita!, "un anillo para gobernarlos a todos", incluida la mano izquierda! :-P

besicos!