lunes, 14 de diciembre de 2009

Cargando

Muchas veces lo he comentado, pero el tema del control del entrenamiento es muy complicado. Si controlas solo por volumen, puede haber semanas mucho más largas que otras que te han machacado mucho más. Si controlas intensidad, comparar unas sesiones con otras, sobretodo de disciplinas diferentes, es muy complicado.



Este año, después de que el año pasado no apuntara nada de nada porque iba “a verlas venir” después de la mono, estamos llevando el control por carga, es decir, por el volumen multiplicado por un factor que corresponde a la intensidad de cada sesión, siendo dicho factor un valor subjetivo (con la clásica escala de Borg de RPE (percepción subjetiva del esfuerzo) de 1 a 10). Pero está claro que aún así es difícil, porque aunque consideres también la intensidad y por ende el desgaste, las sesiones de bici, que ninguna baja de las 2 horas, influyen demasiado, así que en las semanas de mucho pedal se te va la gráfica.

Carga semanal (en unidades de carga = volumen en minutos x factor de RPE)

Y eso ha pasado esta semana. Hemos unido un par de sesiones de rodillo (lunes, con la idea de transferencia después del gim, y jueves porque no daba tiempo a más) a la salida en BTT de un par de horillas del martes (por el camino de 3C a Colmenar, mucho más sencillo que la Tapia… y menos mal, porque me quedé sin freno trasero, glups) y a las salidas en bici de rigor del fin de semana (2h30’ el sábado a ritmo tranquilo y 2h45’ el domingo con todo el ganchazo en bastantes tramos), y nos salen más de 15h de entrenamiento de nuevo esta semana.




Volumen semanal (en km por disciplinas y en horas acumuladas)

Pero eso son solo horas. Lo que de verdad me ha machacado y ha hecho que aún hoy no pueda caminar sin parecer un robot oxidado es la sesión de técnica de carrera del viernes. Venga a dar saltitos, pasos de triple, skipping por allí, talones al glúteo por allá, progresivos y, lo peor de lo peor, el “paso de gigante”, muchas veces y mucho tiempo. Vamos, que me dejó los cuádriceps hechos puré. Y si a eso le unes que justo después nos metimos en la piscina para hacer 4x5’ + 4x350m (que son 2700m de series) rondando los 1:31-1:32/100 (tocándome tirar en 3 de ellas y sin descansar mucho en el resto, que mis compis de calle son unos lloricas pero al final van al mismo ritmo, incluido Sergio, ejem) tirando a saco de brazos porque las piernas no respondían, dio como resultado que el sábado por la tarde no podía ni andar (y mucho menos salir a trotar los 45’ que tocaban) y el domingo por la mañana un poco más y no me levanto de la cama (pero me levante, y para colmo, para que me terminaran de fundir en la bici y por la tarde me tuviera que salir de la piscina a los 30’ completamente reventada). ¿Pero cómo es posible que un poco de tonificación me deje tan machacada muscularmente?. Vaya floja que estoy hecha…

Pero es lo que hay. Para presumir hay que sufrir :-). Eso sí, si estamos tan cansados en los inicios, no sé qué será de nosotros cuando tengamos que hacer salidas de 120km de bici o 300km a la semana casi habitualmente… auch
Nota: la semana pasada es tan flojilla porque estuve malita y eso me dejó 3 días parada completamente.
Nota2: si vierais la gráfica de Sergio, tiene bastante más carga semanal que yo porque es un llorica y su RPE siempre es mayor que el mío aunque hagamos lo mismo ;-). A lo que voy es que estas gráficas son material personal e intrasferible y dificilmente comparable con otros que no sea contigo mismo.

10 comentarios:

David dijo...

A cuadros me dejas, 15 horas semanales, vaya tela, ahora entiendo lo que andas.

Furacán dijo...

Pues yo creo que es normal que estés reventada sobre todo a nivel muscular, estamos en diciembre, es época de eso, lo malo sería que ya estuvieras sin gasolina no?
A mi me han salido 11 horitas esta semana y muscularmente también flojito, sin embargo hay ganas y sensación de que se asimila trabajo.
Por cierto, los pasos de gigante son matadores jejeje

Macario dijo...

Pues sí, sí que estás hecha una flojucha... 15 horas con técnica de carrera, series en pisci y salidas en bici con el gancho....
Aaaaamos, que eso no es ná de ná.

Si hago yo eso suplico que el IM de turno me lo pongan en 15 días, que si no no llego :-)))

MIGUEL A. ROLDAN MARIN dijo...

ya son horas a estos momentos de la temporada.
que rigor... este año te sales!!!
saludos

Emilio dijo...

Pufff 15 horas? semanales?? en Diciembre?? sabes que los dias tienen 24?? jeje. Vaya maquinas¡¡¡

Juankir dijo...

tiene mérito hacer 15h en diciembre, pero más mérito tiene el asimilarlas. yo creo que me dejaría K.O. en algo (enfermedad, lesión, etc) jaja

Ishtar dijo...

David, como os digo, tampoco es tanto, que si haces 3 sesiones de bici se te disparan las horas por sí solas...

Furi, lo peor es que es la tonificación lo que me ha matado, ufff. pero es lo que toca ahora, ponerse fuerte para luego en verano aguantar las sesiones de caña y las competis :-)

Maca, tampoco es pa tanto, que hay semanas de menos horas que son mucho peores jeje. Es que en cuanto hay un día de fiesta y metes seión extra de bici aunque sea de BTT, las horas se disparan :-)

Miguel A., pues sí, no están mal, pero hay que ir acumulando poquito a poquito, que el paso progresivo a la LD lo exige :-)

Emilio, menos mal que los días tienen 24h, que si tuieran 27h seguro que llegábamos a las 25h a la semana de entreno jeje :-P

Juankir, la verdad es que físicamente las asimilo bien, pero mis patas no tanto y aún me duelen, ufffff :-P.

Besicos a todos!

Jesús dijo...

Mira que aprendo cosillas leyendo tu blog.

Me parece una buena idea lo de incorporar el seguimiento de la intensidad con un factor de corrección basado en RPE.

Ea! Tomo nota.

Ahora que yo no se Sergio, pero yo si que soy exagerado a la hora de valorar mi esfuerzo
;)

Nutria dijo...

¡¡Me encantan los ingenieros!! :-D :-D

Quique dijo...

A esto llamo yo control, madre mia, me dejas con la boca abierta, me lo he tenido que leer dos veces....puf!!

Y yo creía que mi hoja excel tenía muchos datos.

La tecnica de carrera es fundamental para una perfecta posición en el running, como todo es durillo al principio.

A seguir tan bien...

Un saludo
Quique