lunes, 7 de septiembre de 2009

Triatlón CNSO (Gijón)

Qué duro es volver cuando has estado tan a gustito… Y es que viajar a Asturias siempre es una gozada, y si encima te hacen días de calorcito y solazo con noches fresquitas que obligan a dormir bien tapadito ya es el paraíso. Y encima en buena compañía… para qué queremos más :-). Pero bueno, vamos al grano…

Tras un laaaargo viaje el sábado por la mañana y reponer fuerzas en casa del Gran Gladiador Avilesino ;-), toca un poquito de trote para soltar piernas, una buena pizza y un poquito de descanso. Nos levantamos el domingo prontito, bien descansados, aunque personalmente no muy mentalizada para competir, que se nota el mes de sequía competitiva y cuesta entrar en calor, pero esa era la idea: volver a enganchar ese hilo de competiciones para que en Cangas pueda estar concentrada a tope.


Vamos a Gijón y hace un día precioso… qué maravilla. Colocamos todos los trastos y nos metemos en el agua a calentar. Supuestamente tocaba bajamar a las 12h, pero aquello no era normal. La marea estaba tan baja que había líneas de rocas cada 50m que era un peligro atravesar (si las cruzabas andando te podías partir un dedo del pie, y pasarlas flotando podía suponer heridas en las manos o rotura del neopreno)… qué miedo. Luego nos contaron que era un tema de las mareas vivas que ocurren en septiembre y que no se pueden prever. Por suerte cambian la salida y, en lugar de desde la playa, salimos de la que parece la última línea de rocas hacia delante, así que al menos hay menos peligro.



Salimos primero las chicas y desde el principio el ritmo es muy fuerte. Veo que hay una chica que se va claramente y yo voy en un grupito de 4 en el que intuyo que al menos estarán Bea y Estefanía. Voy forzadilla pero bien, pero al pasar la 1ª boya, pegan un arreón y se me van unos 3 metros que, aunque intento recortar, se me hacen insalvables y van en aumento (torrrrrrpe), así que toca ir sola otra vez. El camino a la 2ª boya se me hace larguísimo y además tengo que ir corrigiendo todo el rato la trayectoria porque me arrastra la marea… los brazos empiezan a doler… ¿pero cuándo acaba esto?? (no llevaba reloj, pero hice unos 18’… 1100m (¡¡¡!!!) nos dijo un garminiano que medía… se les fue “un pelín”, vamos). Ya por fin llego a la boya y ya queda poco hasta la rampa de salida. Me encallo un poco en una línea de rocas y, poco después, ya estoy saliendo de allí, aunque a puntito estoy de escogorciarme al trepar por las escurridizas rocas…

P'habernos matao...

Me dicen que voy a unos 30” del grupillo de adelante, así que sé que será imposible pillarlas (y más siendo Estefanía y Bea…), por lo que me mentalizo para hacer un buen entrenamiento de 20km contrarreloj en solitario. Y así fue… No sé el tiempo, pero aunque imagino que malo no será, porque iba fuertecilla, sin motivación de cazar o no ser cazada la cosa no es igual (aunque si la natación hubiera medido lo que tenía que medir, yo creo que hubiera podido hacer algo más, pero bueno, las hipótesis sirven de poco).




Llego 5ª a la T2 y toca correr. Salgo fuerte, intentando simplemente hacer un buen entrenamiento sabiendo que la 6ª viene lejos e intuyendo que la 4ª está lejos también. Curiosamente no me encuentro demasiado mal, así que me centro en depurar un poquillo la técnica de carrera, a ver si aprendo a pisar bien. Y, en la 2ª vuelta, resulta que me encuentro de bruces con la que era 4ª y la adelanto… vaya, yo remontando en la carrera a pie!, eso sí que es novedad jeje.



Y así, llego a meta , que no es mala cosa, pero cuando vas con objetivo de podium, pues la medalla de chocolate te sabe un poquillo amarga, pero la verdad es que con Betiana no contaba, que no la conocía. Enhorabuena a Estefanía, Bea y Betiana por su podium (especialmente a Bea, que está que se sale este año) y, como no, a Jaime por se 3er puesto asturiano!.



En fin, que ha sido un fin de semana muy chulo, que siempre es un placer viajar a esa tierra llena de gente tan maja y hospitalaria, una divertida manera de entrenar (a pesar de la paliza de coche, que con las friki-charlas con Jaime se hace mucho más amena ;-)) y que esperemos que nos de ese puntito final de cara a Cangas que tanto necesitamos ya a estas alturas de la película.

P.D.: fotos de Jaime y de Triacademia

13 comentarios:

Sergio García dijo...

Había participado en ese triatlón en las últimas 11 ediciones, que pena no haber podido estar este año...

Furacán dijo...

Los 4º puestos siempre dejan una sensación así como de casi... pero creo que lo has hecho muy bien. Estás fuerte, si en Cangas te acompaña un poco la suerte lo harás genial.

Mildolores dijo...

Un fin de semana de ocio o de competi. ¿Dónde acaba una cosa y empieza otra?
Yo cuando te leo, siempre termino dudando de estos terminos. Y es que tengo claro que para vosotros dos el triatlon SI que es una forma de vida.
Enhorabuena por tu carrera.

Emilio dijo...

Bueno pienso como tu, si la natacion no se les va tanto creo que en bici hubiera sido otra cosa. de todas formas es para coger puntito para cangas asi que perfecto. Por cierto se te ve finisima, te vas a salir¡¡

Ruth dijo...

me suena la primera foto... bonito, eh?

Celina dijo...

Esto pinta muy bien para Cangas, mucho ánimo y enhorabuena en todo caso

Ishtar dijo...

Sergio, es que 3 tris en el mismo fin de semana ya era demasiado incluso para ti ;-). por cierto, aprovecho para felicitarte por la cacho-temporada que estás haciendo... ¡¡impresionante!! :-)

Furi, la verdad es que la penilla es esa, que te quedas a las puertas del podium, pero bueno, íbamos a por un entreno de calidad y eso fue lo que os trajimos :-)

Mildo, competir es una parte de nuestro ocio, así que no hay frontera entre una cosa y otra :-), y si encima viajamos a sitios preciosos y compartimos momentos con amigos, ¿qué más podemos pedir? :-).

Emilio, claro, es que verlas ya de primeras a 30" pues hace que te relajes... si las hubiera visto a 10" igual, con un arreón gordo durante unos minutos, podría haberlas pillado, pero eso nunca se sabe...

Ruth, precioso, la verdad :-). No me extraña que luego se os haga duro volver a los madriles... ;-).

Celina, gracias!!

Besicos a todos!

akela-mae dijo...

Anda no me salió el comentario que escribí ayer, como ves no cambio con el tema internet/informática ¡¡un desastre!!.

Pues yo te veo genial y he de decirte que esta vez entiendo lo de la medalla de chocolate, pues como sabes nos quedamos a las puertas en el tri-cross por equipos niñas y con lo bien que lo habían hecho -Matete, Inma y Rocío- no se me dio rabia y "penilla" se te queda un cuerpo raro, raro, raro.

Ayer te vi genial en la pisci y lo vas a hacer que ni pintado en Cangas además tienes la motivación del "tuperguare" de arroz con bogavante que os espera en meta ati y a Marta, ya sabes que allí estaremos todos con el arrocito y las gargantas a punto jejeje.

¡¡cómo lo pasamos!! lo mejor las vivencias de cada tir que hacemos y lo más mejor que no las olvidemos.

Besicos guapa

inma dijo...

Te vas a salir y si el 4º puesto duele... un poco

txapelduna dijo...

Conciéndote, lo que hoy es 4ª mañana es 3ª, ja ja. Como dice Mae, "te estás quedando como un escuerzo, niña", como digo yo, "estás fina fina", con eso y tu coco, en Cangas te vas a salir. Esta es la prueba que ya te toca, que este año con el "bicho" y las "caídas" ya has tenido bastante dosis de mala suerte. Espero poder disfrutarlo a tope y quedarme ronca de tanto animar. besitos

tricarles dijo...

Siempre te puedes conolar pensando en aquellos que ni olemos el podium de lejos :)

En serio, seguro que en Cangas te sales... lástima que este año no estaremos para animarte...

Un abrazo!!!

Nutria dijo...

Mirado objetivamente, la medalla de goma, o sea, cuarta, es un puestazo: que el podium sea de tres plazas es una convención antigua y aceptada, pero solo una convención. En cualquier caso, para Cangas la afición está contigo (y con mi prima la Txapel en su grupo, por cierto); y volviendo a lo que digo siempre, ni de coña hubieras dao tu un euro por esto en febrero. Peaso máquina.

Anguila del Tea dijo...

Suerte en Cangas!!
Seguro que también lo haces genial! Venga que es el último empujón.