sábado, 22 de junio de 2013

...y desarrollo.


Pues llega la hora de meterse en harina. Aunque ya lo he dicho en las anteriores entradas, esto solo es el resultado de mi experiencia con mis circunstancias. Cuando una ya no es una sino dos, siempre hay que contar con el conocimiento y el consentimiento de un profesional teniendo en cuenta cada situación. Como ya os he comentado, mi embarazo no está teniendo ninguna complicación, yo me encuentro estupendamente (o todo lo estupendamente que una puede encontrarse cuando parece un botijo) y la peque se está desarrollando fuerte y sana.

Pues vamos a ir disciplina a disciplina, porque cada una tiene su evolución y además va cambiando según avanza el tema.

NATACIÓN

Durante el primer trimestre, apenas cambiaba nada. Yo acompañaba a Sergio en todos sus entrenamientos (incluyendo aquel famoso 80x50 jeje) e incluso le ayudaba con las series (salvo si eran explosivas, porque es importante que las pulsaciones no suban de más, pero en general en el agua esto no suele pasar).



Apenas de 8 semanitas y ya abotijada!!

Según fue avanzando la cosa, ya no me encontraba yo tan a gusto a ritmos altos y seguía tirando en paralelo alguna serie, pero me ponía las palas, que me cuesta menos. Esto es porque según aumenta la panza, se presiona el diafragma y hace más difícil respirar, así que te fatigas antes. Además imagino que también voy perdiendo forma física, así que también hace que me canse un poco más según avanza el tema.

Ahora ya que la panza es importante entrando en el tercer trimestre, me sigo encontrando relativamente cómoda a ritmos medios, pero ya prefiero no forzar, así que como mucho me pongo a sus pies o hago mi entreno suave. Las sensaciones en el agua, al cambiar el centro de flotación, son muy diferentes, así que no hago ejercicios de técnica para no interiorizar sensaciones que no tendrán nada que ver cuando recupere mi cuerpo. Solo hago remadas (que el agarre es el agarre) y piernas, pero nada más. Simplemente nadar 2000-2500m incorporando juguetitos para no aburrirme (tuba, goma en los tobillos, palas pequeñitas, aletas,.. el pull no me hace falta, que lo llevo incorporado ;-)). Esto espero mantenerlo hasta el último día porque, además, sé que me ayuda a tener mi pequeña hernia cervical controlada, y eso ahora es fundamental.



 PanzoteSwimming powered by Triluarca ;-)

CICLISMO


Al principio sí que salía en bici, pero entre el viento que ha hecho este año, que me hacía pasar miedo muchas veces, y que en el carril bici tricantino es difícil no forzar (y en cuanto me despistaba, como las piernas iban de maravilla, me ponía a 200w sin darme cuenta), pronto decidí que mejor me quedaba en el rodillo tranquilita (aunque me consta que hay gente que ha podido salir en bici hasta los 5 meses, que si las circunstancias son otras y te sientas cómoda se puede hacer sin problema).



Así que desde entonces han caído unas cuantas sesiones entre 1h y 1h30’ con un buen ventilador y adaptando la posición según avanza el bombo. Lo malo es que apenas puedo ya echarme sobre el manillar y paso mucho tiempo incorporada, así que el pandero sufre un poquito de más, pero ahí vamos…



Esta es de ayer mismito... PanzoteCycling de >6 meses

CARRERA A PIE

Esto es lo que en principio parece más delicado y en lo que he encontrado información más heterogénea. Mi decisión fue no correr durante el primer trimestre y esperar a que aquello agarrara bien, así que lo más parecido que hice era algo de elíptica. Hacia a semana 13, una vez pasado el cribado del primer trimestre, ya me sentí cómoda y empecé a meter ratitos de trote alternando con ratos de marcha. Así, desde entonces hasta la semana 25-26, he ido alternando marcha y trote (muy suave y solo en terreno llano) en sesiones de 1h-1h30’, en las que el total de trote no superaría los 20-30’. Los llamaría CaCos, pero más que Caminar es marcha a buen ritmo (a poco más de 8'/km) y más que Correr es trotar, así que los he rebautizado como MaTros (MArcha+TROte), que le viene a pelo ;-), y tengo que decir que los he disfrutado muchísimo (sobretodo viendo la cara con la que me miraba la gente al pasar a su lado trotando tan pichi por el parque con mi bombo jeje).

Pero ya en la transición al tercer trimestre y con una graaaan panza, he dejado de estar cómoda trotando (y lo principal es escuchar al cuerpo), aún llevando una faja, y he decidido volver a la elíptica, así que alternaré la marcha con unos 20 minutillos de elíptica mientras el cuerpo aguante.

Último día de PanzoteRunning (6 meses)

OTROS

Al principio metía alguna sesión de gimnasio, pero el tema de los hierros no lo tengo muy controlado y a veces leía artículos que me hacían dudar y no tenía muy claro qué podía hacer y qué no, así que opté por un cambio de estrategia y, pensando en fortalecer el transverso (tanto para facilitar el parto como para la recuperación posterior), el suelo pélvico (que es muy muy importante en el embarazo y en el post-parto, y más si se está trotando porque los rebotes maltratan el suelo pélvico y hay que compensar por otro lado) y contrarrestar los efectos negativos que produce el embarazo en la columna (por la hiperlordosis lumbar y el peso frontal) y a nivel articular (por aumento de la laxitud), me apunté a Pilates para embarazadas. Estoy yendo 1 hora a la semana a clases particulares en las que me meten buena caña y creo que me están viniendo genial, así que lo recomiendo sin dudarlo.

Preparada para el machaque pilatiano

También he hecho algunas pateadas por el monte aprovechando que un compañero de trabajo tiene un grupillo que sale por la Pedri los miércoles. Al final salían unas 3 horas de pateo a buen ritmo en plena naturaleza que sentaban de maravilla. Aunque la última vez que fui hace unas tres semanas en La Barranca nos hizo viento, frío, lluvia y hasta nos nevó!. Toda una experiencia...

En la foto no se aprecia pero estaba nevando en la Barranca!! casi en junio!!!

Total, que al final me sale de “entreno” entre 50’ y 1h30’ diarios (casi nunca doblo sesión, que tampoco hay que pasarse ;-), y si alguna vez no me apetece hacer nada, pues no lo hago, aunque tengo que reconocer que de estoy días ha habido muy pocos), lo que salen de media unas 8-9 horas semanales (a veces más) que no es moco de pavo y seguro que van a ayudar a que esté fuerte en el parto y a que pronto esté dando guerra de nuevo (aunque sin prisa, que habrá que ir con cautela), pero lo que ya hacen es que esté llevando un embarazo estupendo, con las endorfinas a tope y disfrutando muchísimo de esta etapa tan bonita de mi vida.

Y con esto y un bizcocho… estamos ya en el tercer trimestre a menos de 3 meses del día D!!!.  Veremos qué tal se da el verano (que una vez catado, aunque solo haya sido 1 semana, ya os digo que será duro, que teniendo un horno interno, cualquier cosa por encima de 25ºC se hace muy cuesta arriba)… y sobretodo cómo es eso de animar en un Ironman con una panza de 7 meses, ¡glups!!. 

4 comentarios:

sonia dijo...

No te preocupes que "durante" el IM no,pero antes y sobre todo después te cuidaremos mucho!!! Ya sabes: de BierGarten a BierGarten a ritmo muuuuuy tranquilo ;-)

Gracias por la info. Por si algún día me decido a ser abuela!!

soyxana dijo...

Me encantan tus artículos. Yo también sigo haciendo lo que puedo, y se puede más de lo que la gente piensa y bastante menos de lo que nos gustaría. ¡También me estoy haciendo experta en animar a los tri!
Vero, 30 semanitas.

Ishtar dijo...

Soni, menos mal que en el post-IM vais a estar vosotros peor que yo jeje.

Soyxana, encantada de conocer a otra barrigona machaca!! ;-). Ya nos queda poquito y podremos seguir disfrutando del deporte con nuestros bebitos (y dándonos caña sin que la gente nos diga que tenemos que estar en reposo y quietecita ;-)). Ánimo con el último "sprint"!

Besitos!!

Nai dijo...

Joe pues sí que estás haciendo, para muchos ese volúmen semanal es el habitual!!

Muy buen post, estoy segura que va a servir de consulta para muchas.

Ya nos contarás qué tal el tercer trimestre con el barrigón ;)