martes, 28 de septiembre de 2010

Sólo 5... sólo 3

Pues ya estamos a menos de 5 semanas, de las cuales solo nos quedan 3 duras: esta misma, la siguiente será más tranquila, luego otras dos semanas de esfuercillo (o un poco menos) y ya a descansar, mantener y supercompensar. Y es que dicho así casi parece que estamos contando las horas… y algo así es lo que está pasando ;-)), pero bueno, al final el tiempo pasa más rápido de lo que parece en un principio y vamos superando pequeñas barreras que seguro que nos están haciendo subir algún peldañito, aunque sea pequeño, que a estas alturas de la temporada no es poca cosa.

Lo que no es una sorpresa es que os diga que no está siendo fácil. 2 meses es muy poco tiempo para cualquier adaptación y máxime si a lo que te tienes que adaptar es a una nueva forma de entrenar, a una nueva alimentación y a una nueva filosofía. Está claro que es un riesgo, pero el que no arriesga no “gana”, así que al menos merece la pena intentarlo, especialmente de cara a tomar nota para saber cómo ajustar las cosas lo mejor posible para el año que viene. Para aprender, hay que probar, y aprender para mí, ahora mismo, es lo más importante.

Pero claro, esto también tiene su parte dura. La carilla triste que se me pone por las mañanas mirando el bizcocho de Sergio mientras yo ingiero mi bol de avena con leche de soja y unas pocas nueces es para foto. El “mono” de carbohidratos y guarrerías que me da muchas tardes en las que me comería 8 donuts de chocolate del tirón me hace pasar unos minutillos salivando. La semana que he pasado arrastrando los pies porque me encontraba bajilla no ha sido sencilla. Pero, al final, todo son pequeñas barreras que he superado y voy superando, y eso es lo que más fuerza y moral te puede dar.



Foto: Sanabria


Y otro momento crítico es cuando recibes los entrenos y se te saltan los ojos de las cuencas al ver los ritmos. Estábamos mentalizados para el volumen, pero no pensábamos en esa mezcla explosiva de volumen más intensidad. Como muestra, ahí van algunos botones de los últimos días:

• Los más de 16km del jueves haciendo 12 de ellos con 1km @4:40 + 1km @5:10 compartiendo algunos de esos kms con nuestro vecino Sergio. 1h22’ que me dejaron las piernas hechas trizas pero que, no se sabe cómo, especialmente cuando el día anterior me había arrastrado durante casi 70’ (tanto que tropecé y me pegué un buen piñazo), no salieron mal del todo.

• La natación del viernes donde, aunque no tocaba especialmente, acabamos haciendo ritmitos majos turnándonos Sergio, Jaime S. y yo, para continuar con un poco de técnica en fatiga hasta completar unos 3300m.

• El sábado con 2h30’ con la cabra a 145w de media que sirvieron de “calentamiento” para los 70’ de transición con 4 cambios de 6’ a 4:36/km (que supuestamente tendrían que haber sido a UAN, que es un pelín más rápido, pero no pude dar más de sí). Con esta sesión cumplo 49km a pie esta semana… vaya tela. Y, para recuperar, un rico cous cous con verduritas y pollo al wok mmmmmmm



• El domingo con 114km penando sobre nuestras cabras pero arreando al llegar al Cerro de San Pedro, allá sobre el km86, que subimos tratando de hacerlo a FTP y que, sigo sin saber cómo, me salió a 197w (en 19m28s desde el cartel de salida de Guadalix), lo que teniendo en cuenta que ahora rondo los 56kilines (cómo se nota ese 1,5kg menos corriendo, uffff), da 3.52 w/kg que parece que no es mal dato. Eso sí, al pobre Sergio casi le tengo que ir a buscar luego con el coche jeje

Pero, como todo, esta nueva metodología de entreno, si bien hay muchas sesiones muy duras que te dejan muy cansado, sí que es verdad que tiene alguna ventaja, como por ejemplo, que doblamos menos y el no tener que estar todos los días corriendo de acá para allá también estresa un poquito menos. Es más, incluso algún día, como ayer por la tarde, he tenido tiempo hasta de aburrirme y todo jajaja.

Y así, con una sonrisa, encaramos esta semana, que sobre el papel da auténtico miedito, pero que estoy segura que superaremos :-).

7 comentarios:

Emilio dijo...

Pues si, si se te saltan los ojos al ver eso....madre mia. Lo bueno es que luego en las competis ni te vas a enterar..Mucha fuerza¡¡

Carlos dijo...

Mucha fuerza, aguantar el último tirón.....no queda nada......

PD: verás el tema de entrenar con watios como lo notas "a mejor" en todos los sentidos.....mejora de la forma y entrenos más amenos y entretenidos.....(sobretodo si toca rodillo)

Furacán dijo...

mmm pues ahora que lo pienso a lo mejr si pinchas unos donuts en el acople te sirven de estímulo en Ibiza, vamos como lo del palo con la zanahoria de toda la vida. Cuando corras piensa que luego al menos por unos días podrás comer lo que quieras, seguro que funciona!

Suerte pareja que ya no queda nada!

Mildolores dijo...

Cuanto mas te leo, mas me reafirmo en mi vaguería.
Jejejeje.

Es medio broma, ¿vale?
Ánimo, que el descanso merecido está al llegar.

Nacho Cembellín dijo...

Umh!... recuerdo aquellos tiempos donde lo de larga no te llamaba.

Disfutala, sobretodo al terminar y sientas la liberación de parar, por lo menos unos días.

Mola el enganche eh???.

Pienso un poco como Mildo... uf que bien q ahora no tengo q hacer esto y lo otro en las proximas semanas y hago a diario lo q me apetece ;-). No me mal interpretes, no es mejor q lo q tu haces, es lo que yo disfruto ahora. Lo q ahora vives y disfrutas, ya lo vivi y aunque lo recuerdo con cariño, ahora no lo haría ;-).

Participante dijo...

Disfruta y cómete un donut si te apetece, o es que crees que vas a bajar un segundo tu tiempo porque no te comas un pastel de vez en cuando?. Menuda tontería!! Y aunque subieras tu tiempo 1 minuto por culpa de un par de pasteles, qué pasa? va a cambiar tu vida en algo? Vale la pena sufrir por eso? Piensa durante dos minutos sobre esto, te tengo por una persona inteligente...

Ishtar dijo...

Emilio, esa es la idea, entrenar duro para disfrutar a tope de la competición, sin tener problemas y sintiéndome bien... a ver si lo cumplimos! :-)

Carlos, eso sí, se hacen entretenidillos los entrenos aunque, ufff, cómo cuesta a veces...

Furi, eso de la zanahoria versión golosa es buena idea jajaja.

Mildo, eso, eso, ya queda menos para descansar, desconectar, renovarse y recomenzar! :-)

Nacho, bueno, cada cosa tiene su momento y lo que hoy no te llama, te puede llamar mañana. Al final, hago en cada momento lo que más me apetece, sin tener prisa, con paciencia y disfrutando de cada etapa, como veo que tú haces también, así que parece que estamos de acuerdo en que esa es la manera ;-)

Participante, tampoco creo que comerse un donut o no comérselo sea la base de la felicidad. Y tampoco es cuestión de un minuto más o un minuto menos, pero si hacer un ligero sacrificio ahora me va a permitir competir y entrenar con mejores sensaciones, como está ocurriendo estos últimos días, y sin ir penando por culpa de mi estomaguillo malvado, pues yo creo que compensa. Y, además, los donuts que me coma después, una vez superado el objetivo, seguro que me saben a gloria, así que también compensa jeje

Besicos a todos!