miércoles, 22 de agosto de 2007

El Arenal

El próximo domingo tenemos quedada con Portsea y la gente del Tritalavera en la zona de la Sierra de Gredos, pasando por El Arenal. Y, al oir ese nombre y al saber que volveré allí me han venido de golpe un montón de recuerdos, que compartiré con vosotros. Y es que en El Arenal, el 31 de julio de 2004, fue donde empezó todo…

Ese día, coincidiendo con la Carrera Popular de El Arenal, unos amigos que tenían casa por la zona, decidieron organizar un día completito para el grupo que incluía tomar el sol en las piscinas naturales (porque bañarse, bañarse, con el agua congelada, ufff), picnic comunitario, piscina en Arenas de San Pedro y, como broche, participación en la carrera. Sergio, que de vez en cuando trotaba 20 minutillos y pensaba participar en el triatlón cros del Festibike en septiembre, se apuntó, así como el resto de chicos y una chica que corría algo.



Yo, por aquel entonces, fumaba más de una cajetilla diaria y el porcentaje de actividad deportiva o pseudo-deportiva en mi vida era del 0%. Pero, ya que estaba allí, ¿por qué no me iba a dar un paseo por la Sierra de Gredos?. Así que me apunté pensando en hacerlo caminando, a paso ligero, pero caminando. ¿Correr?, ni loca, yo nunca podría correr, me daba asma…


Dan el pistoletazo de salida y todo el mundo sale disparado… en fin, habrá que trotar al menos un rato… bueno, es cuesta abajo, no pasa nada. Pero en seguida, tras un giro, empieza la cuesta arriba. Imposible correr, así que una chica del grupo y yo comenzamos a andar. En seguida nos quedamos las últimas, con el coche escoba detrás y el conductor diciéndonos continuamente que echáramos a correr, que no podían tener la circulación cortada tanto tiempo, que nos subiéramos al coche, que él nos llevaba al pueblo,… Esos “ánimos” convencieron a mi acompañante, que se subió al coche, pero a mí me dieron alas y decidí intentar correr a ratitos.

Corría 200m y me tenía que parar a andar unos minutos, ahogada, con un asma descomunal, dando la vuelta en 2 ocasiones en búsqueda del coche escoba donde mi amiga tenía el Ventolín. Pasé muy mal rato, mucho sufrimiento… En los últimos metros alcancé a otro integrante del grupo, que iba el hombre rojo rojo del esfuerzo. Juntos llegamos a meta como pudimos. 1 hora de “carrera” para 7,7 km… casi ná.


Por suerte en El Arenal nos esperaba un avituallamiento abundante y un sorteo que premió el esfuerzo con un pack de deporte muy chulo (bolsa, polo, sudadera y gorra). Y, una vez se me pasó el mal cuerpo, empecé a encontrarme muy satisfecha con lo que había conseguido. Pero, a la vez, me empecé a dar cuenta de que tenía 24 años y que físicamente estaba peor que una persona de 80… ¿cómo podía ser que no pudiera correr ni 5 minutos?, ¿cómo es posible que me canse tanto siendo tan joven?, ¿cómo puedo tener esa tos tan horrible?.

Había que ponerle solución a eso. 15 días después estaba en Bikila comprándome unas zapatillas para andar que, además, sirvieran para trotar algún minutillo suelto de vez en cuando. Unas Asics muy básicas, Gel Tigre, se llamaban. Y mes y medio después, el 15 de septiembre, después de mi último examen, se acabó el tabaco, de un día para otro, nunca más. En octubre empecé con los crosses y los diezmiles, en diciembre empecé a nadar, en marzo empecé con la bici y, ese mismo mes, corrí el primer duatlón y en abril mi primer (y único) medio maratón en casi 2 horas. Y, el final de la historia, ya os lo sabéis…

P.D.: está claro que yo he cambiado un poquillo desde entonces, ¿pero qué me decís de Sergio? ;-)

12 comentarios:

Sergio dijo...

Juas, juas, juas... sin nombre lo de tu tritraje... pero es que a Sergio me ha costado reconocerle!

Tengo yo alguna foto tb de cuando tenía poco más de 20 años y pesaba 80 y muchos... (hacía pesas)no tendría precio en el mercado negro

Pablo Cabeza dijo...

Menuda transformación en tan poco tiempo...

Oye... por cierto, ese carrera de El Arenal la corrí yo también, entonces ni nos conocíamos, y en el sorteo me tocó una casa rural todo un fin de semana... que disfruté en otoño, despues del Homem de Ferro de Portugal.

p

sermor dijo...

Madre mía!! ¡Qué grande! Parece hace tanto tiempo y fue hace nada.....Y yo tenía mofletes, :)

Yo también andé varios tramos. En mi caso por la maldita rodilla que me tuvo frito 3 años.

¿Dónde andarán las clasificaciones de ese año?

P. los hay con suerte ¿eh? ;)

Ishtar dijo...

Jeje, las fotos son buenas, ¿eh?. hay que ver lo redonditos que éramos ;-)).

Sergio, queremos ver esa foto blogueada ya!!! ;-)

P, lo raro en El Arenal era que no te tocara nada en el sorteo, que casi había más regalos que participantes!! ;-). La verdad es que es una carrera preciosa... a ver si algún año nos encaja y la repetimos.

Las clasificaciones, uffff, a saber. Pero es verdad, vaya tela lo tuyo con la dichosa rodilla... benditas plantillas y bendita bici :-).

Besicos!

Talín dijo...

Leches que transformaciones !!! Finos, finos, finos, ... de narices, y de la progresión deportiva no hablemos.

Sergio dijo...

he puesto alguna que he ido encontrando en el disco duro del portátil (estoy de mudanza de soporte) e iré poniendo en los próximos días....

las fotos de antes de empezar a correr no las tengo en formato digital... ya las buscaré por casa de mis padres, escanearé y colagaré las menos malas

Lolo dijo...

Pero si Sergio parecía Paquirrín!! ;) Menuda transformación la de "Mister Morocco" jejeje (es broma, campeón). De Esther sólo puedo decir que no es la de las fotos, es un montaje! ;)

sermor dijo...

Grrrrrrrrrrrrrr

Ishtar dijo...

Al final se canceló la quedada del Arenal por temas climatológicos (vaya veranito, jo :-() pero bueno, el momento remembering no ha estado mal, ¿eh? ;-))

Besicos a todos!!

P.D.: Talín, no sé yo si es que estamos finos ahora o es que estábamos redondetes antes ;-))

P.P.D.: Lolo, jajajajaja :-P

robert mayoral dijo...

veo que te lo tomaste muy en serio, menudo cambio en tan solo 3 añitos....supongo que de fumar ya nada de nada no???

Ishtar dijo...

¡¡No, Robert!!!, ni probar un sólo cigarro más o volveré a caer en el turbio y asqueroso mundo del tabaquismo puaaaaajjjjjj

Mi droga ahora es otra ;-)

Besicos!

Anónimo dijo...

Esa la corrí yo, ¡debió ser la primera y última vez en mi vida que quedé delante de tí :-D

Concha